Escucha esta nota aquí


Juan Pablo Sejas y Verena Uraza, dos jóvenes que trabajan en el ámbito cultural en el Plan Tres Mil y en Ascensión de Guarayos, respectivamente, aseguran que la Santa Cruz pujante también se construye desde la periferia y desde tierra adentro.

Des el programa ¡Qué Semana!, que transmite El DEBER Radio, ambos jóvenes hablaron de cómo se vive a Santa Cruz desde los lugares donde han echado raíces.

Sejas es uno de los impulsores del Centro Cultural San Isidro, en Plan Tres Mil. Forma parte del grupo de jóvenes que hace más de 15 años decidió formar este centro en esta zona, en un distrito en el que bullían las pandillas y las carencias. “Yo no nací en Santa Cruz, pero esta tierra me abrió sus brazos para cobijarme y aquí eché raíces. Uno aporta a Santa Cruz desde su espacio, desde su rinconcito y eso hace crecer ese sentir y la identidad cruceña”, resaltó.

Destacó que el aporte del Centro Cultural San Isidro al desarrollo del departamento, el mismo que impulsa diversas actividades presenciales y virtuales, como es el caso de los huertos en casa y el festival de poesía que se está organizando, que se denomina Jauría de Palabras, en que participarán más de 30 poetas de diferentes continentes, cuya sede será Santa Cruz de la Sierra y Roboré. “La idea es mostrar al mundo que somos una tierra que acoge y tiene mucho que ofrecer en cuanto a naturaleza y dinámica cultural”, manifestó.

Por su parte, Uraza que representa al pueblo guarayo, recurre al lema que se ha pasado de generación en generación: Aquí estamos, nunca nos fuimos, para indicar que son parte de Santa Cruz. “El desarrollo de Santa Cruz se debe también a nosotros porque está la artesanía y hay muy buenos profesionales indígenas, es decir, aportamos en este desarrollo y nos sentimos parte de ello”, indicó. Resaltó que Guarayos ahora se conoce más por su sabrosa piña y por su hamaca confecciona de forma artesanal.

Comentarios