Escucha esta nota aquí

El Comité de Movilizaciones de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) envió una carta al Ministerio de Economía para tener una reunión este jueves, en la cual se pedirá un soporte extraordinario de 150 millones de bolivianos para  pagar las deudas que tiene esta casa de estudios. De no concretarse este encuentro, tomarán medidas de presión en todo el departamento a partir del viernes.

Reinerio Vargas, vicerrector de la Uagrm, espera que el Gobierno nacional les facilite el dinero que necesita la universidad cruceña para salir de la crisis, hasta fin de año.

“Ya hemos tenido reuniones anteriormente con el Ministerio de Economía, pero no se llegó a nada. Lo hemos invitados para este jueves, para que nos den el soporte de Bs 150 millones que se precisa. Caso contrario el viernes, retornaremos con las movilizaciones en todo el departamento”, anunció en contacto telefónico con EL DEBER.

Vargas aclaró que el préstamo que le piden al Gobierno es para pagar los salarios de los docentes y administrativos, además de las deudas de servicios básicos y a las familias de los trabajadores universitarios que fallecieron durante la pandemia. 

“Se debe más de 35 millones de bolivianos a los familiares de los funcionarios que perdieron la vida. Estas personas han sido benévolas con la Universidad, porque pudieron haber iniciado algún proceso, pero no lo hicieron y ahora tenemos que cumplir con sus pagos”, detalló la autoridad universitaria.

El Comité de Movilizaciones, que está compuesto por el rector Vicente Cuéllar, el vicerrector, la directiva del Ilustre Concejo Universitario (ICU), Federación Universitaria de Movilizaciones (FUD), Federación Universitaria Local (FUL) y el sindicato de trabajadores, determinó esperar detener las movilizaciones hasta el jueves, a la espera de lograr un acuerdo con el Ministerio de Economía.

Si no se concretase la reunión con el Gobierno, las medidas de presión se radicalizarán en la ciudad y en todos los municipios donde la Uagrm tiene a sus facultades desconcentradas.

Comentarios