Escucha esta nota aquí

Desde hoy los mayores de 40 años podrán recibir la vacuna contra el Covid-19 en todo el territorio nacional. Así lo hizo conocer el Ministerio de Salud.

La determinación también beneficia a los choferes del transporte público urbano, que son los que están en contacto directo con la población.

De acuerdo a las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el país la población arriba de 40 años alcanza a 1.276.808 habitantes.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, confirmó que a partir de la fecha se va a inmunizar a todos los bolivianos y bolivianas mayores de 40 años, porque así lo instruyó el presidente Luis Arce.

Por su lado, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón Merubia, confirmó que debido a la evaluación en los puntos de vacunación masiva y por el reporte Ministerio de Salud, se determinó la ampliación del rango etáreo de vacunación.
“Las personas de 40 años en adelante pueden asistir a todos los puntos de vacunación nacional.

Las autoridades gubernamentales sostendrán una reunión con el sector transporte para definir los puntos y la modalidad para la inmunización, porque prevén contemplar a este sector desde los 18 años, considerando el alto riesgo de exposición.

Por su parte, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Erwin Viruez, confirmó que se aplicará el nuevo instructivo.

Esta nueva determinación se enmarca en las medidas adoptadas más temprano, cuando se anunció que la vacunación en la capital cruceña ya no será de acuerdo al último dígito del carnet de identidad, pues por determinación del Sedes todas las personas mayores de 50 años estaban habilitadas para acudir a cualquiera de los puntos de inmunización para recibir la dosis. “Los centros de vacunación están con poca afluencia de gente”, admitió el titular del Sedes.

Por la mañana también habían considerado la posibilidad de bajar la edad requerida, considerando que otras regiones ya vacunan a mayores de 40 años.

Mientras tanto, el gerente de Epidemiología, Carlos Hurtado, informó que el Covid sigue en ascenso. Ayer se registraron 1.092 casos positivos en 36 municipios.

En este momento en el departamento cruceño hay 10.111 casos activos, que son personas que están cursando la enfermedad. El índice de positividad se mantiene por encima del 20 por ciento y en estos momentos hay 147 personas en terapia intensiva, con lo que los espacios están copados.

Ayer se reportaron 30 personas fallecidas por el Covid, con lo que suman a 5.994 víctimas fatales.

Las provincias en apuros

La falta de espacio en las terapias intensivas de los hospitales de tercer nivel de la ciudad capital complica la emergencia sanitaria en provincias, que se ven en serios apuros para derivar pacientes críticos, y peregrinan con los enfermos en busca de espacio o les habilitan camas sin más soporte que el oxígeno. Hacen lo que pueden para salvarles la vida y en ocasiones esto no es posible por la gravedad de los cuadros.

El secretario de Salud de Cotoca, Wilson Catorceno, manifestó que el Covid-19 está golpeando como nunca, con pacientes que se complican en poco tiempo y que son en muchos casos adultos jóvenes. Cada día tienen entre uno y dos pacientes que precisan de terapia intensiva, por lo que a diario el personal del hospital municipal se ve afanado buscando espacio en la ciudad donde derivarlos.

“Nos pasamos buscando espacio en la ciudad. Los (pacientes) que tienen las condiciones son transferidos a clínicas y los otros deben esperar que haya camas en los hospitales de tercer nivel”, informa la autoridad de salud.

Son pacientes que llegan hasta la sala de Covid-19 del hospital municipal, que dispone de 14 camas para pacientes que requieren internación y asistencia con oxígeno. Ayer los 14 espacios estaban ocupados y entre los pacientes había uno que requería con urgencia su derivación a terapia intensiva. El cuadro se repetía: no había espacio para su transferencia.

Algunos acaban falleciendo por la gravedad de los cuadros. Como no había ocurrido antes en Cotoca, en las últimas dos semanas se han registrado seis decesos por Covid-19.

La situación en la sala de Covid-19 del hospital de Cotoca se agravó los últimos días por la falta de oxígeno. “El personal trajina todo el todo el día en busca de oxígeno en la ciudad y a veces nos llega a las dos o tres de la mañana”, cuenta la autoridad.

El secretario de la Alcaldía de Cotoca hace un llamado a la población cotoqueña para que cumpla las medidas que buscan frenar el contagio, toda vez que el Comité de Operaciones de Emergencias Municipal (COEM) dispuso cuarentena rígida el 23 y 30 de este mes y restringió la circulación de 22:00 a 5:00, de lunes a sábado, en toda la jurisdicción de Cotoca.

La situación en Yapacaní también es crítica, donde la falta de oxígeno obligó a los médicos a cerrar la terapia intermedia del hospital de segundo nivel y solo atienden a los cuatro pacientes que tienen, dado que el hospital solo puede comprar 10 tubos de oxígeno, porque recibe también pacientes desde comunidades y municipios aledaños.

El caso de una señora que llegó desde una comunidad de Buena Vista y entre sollozos relató que su marido de 47 años está internado en la sala de Covid-19, pero tuvo que buscar oxígeno y por suerte consiguió. Los medicamentos los tuvo que hacer traer desde Montero. “No estamos en condiciones económicas y nos piden recetas, pero los medicamentos están carísimos, uno hace lo posible por conseguir para que no se mueran nuestros familiares”, indicó.

Asegura que en Buena Vista no hay internación y les hacen la referencia a Yapacaní o a San Carlos. “En el campo no los llevan al hospital por falta de recursos, tratan de hacerlos recuperar con medicinas naturales, y a veces empeoran y mueren”, lamentó la mujer que asegura que le llevó tiempo ahorrar un dinero que ya se le acabó, porque su esposo está enfermo desde el 19 de mayo.

Un hombre que tiene a su esposa internada hace cuatro días, gasta entre 600 y 800 bolivianos al día, pero ese monto se le hace imposible de cubrir.

En La Guardia sufren por las referencias que tienen que hacer de pacientes hacia la capital cruceña, donde estos a veces se ven obligados a retornar por falta de espacio. Tienen un promedio de cuatro pacientes diarios que son derivados y deben peregrinar por una cama en los hospitales de tercer nivel donde hay terapia intensiva.

Neyer Padilla, secretario municipal de Salud de La Guardia, indicó que tienen cinco salas de aislamiento con capacidad de 90 camas, para atender a pacientes leves que requieran tratamientos vía oral, cuidado de enfermería y aporte de oxígeno. En este momento tienen ingresados a 28 pacientes.

Una de las situaciones que complica a los profesionales es que la gente no acude de inmediato a la consulta, por lo tanto, cuando llega al centro de salud está complicada con una saturación muy baja. Por ejemplo, ayer recibieron a una persona con una saturación del 30 por ciento, cuando lo normal es arriba del 95%. 

“Esos pacientes van y deambulan por la ciudad buscando atención médica. Se hace la coordinación y siempre que llegamos a los hospitales no hay espacio en las terapias y tienen que regresar a nuestro centro, pero se les hace firmar un consentimiento informado donde no se les niega la atención, pero se les aclara que la capacidad de nuestros centros, no dan para esos casos graves”, explicó.

La Guardia cuenta con tres centros de salud integrales y para que no les falte el oxígeno tienen sus vehículos parqueados en la puerta de la empresa que les suministra, porque las colas son largas.

Como prevención están haciendo testeo masivo en puntos fijos y un consultorio móvil desplazado en diferentes lugares.

Montero hospitales colapsados

Los casos de coronavirus mantienen una escalada y las camas de los hospitales en Montero están copadas.


Los indicadores diarios sobre los nuevos casos de coronavirus en el municipio de Montero mantienen una curva ascendente sostenida desde hace tres semanas, lo que incide en el colapso de la sala de Covid del hospital Alfonso Gumucio Reyes y de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital de tercer nivel Óscar Urenda Aguilera.

En los últimos días, las autoridades municipales incrementaron de ocho a 13 la capacidad de la sala Covid del Gumucio Reyes y en menos de 24 horas volvió a colapsar este ambiente, que presta atención a pacientes cuyos cuadros clínicos podrían resolverse en un segundo nivel.

Entre tanto, en el Óscar Urenda desde hace poco más de un mes que la situación es crítica, porque las 12 camas de la UTI están copadas y si alguna de ellas queda vacía, por un alta médica o deceso de los pacientes, de inmediato es ocupada por algunas de las personas que están en la larga lista de espera de espacios, no solo de Montero y de los municipios del Norte Integrado, sino incluso con los que llegan desde la capital cruceña.

A este panorama se suma que hasta el lunes se carecía de una serie de medicamentos que son utilizados en el tratamiento de los pacientes covid en situación crítica, aspecto que resolvió la comuna con la dotación a inicios de semana al hospital de tercer nivel, por parte de la Aisem, dotación que se cree podría abastecer por un mes la demanda de este nosocomio.

En el campo preventivo, en Montero se han instalado putos fijos de toma de pruebas, los mismos que se van incrementando de manera gradual y hasta ayer suman tres, uno de ellos en el centro de Montero y dos en puntos más alejados.
Respecto a la vacunación anticovid, se viene ejecutando con normalidad el plan en los 11 centros de primer nivel, distribuidos en sus cinco distritos urbanos.

Control de medicamentos

Ante la falta de medicamentos, la Policía, en coordinación con el Servicio Departamental de Salud, realizaron operativos en farmacias de la Villa Primero de Mayo y aseguran que replicarán dicho control en otros puntos de la ciudad, para ver fecha de caducidad, sobreprecios o si se esconden algunos remedios, porque la gente está acudiendo al mercado negro y comprando a precios adulterados.

“Ya está bueno de que haya gente inescrupulosa que quiera jugar con lo más preciado de nuestra población, que es la salud y la vida”, reclamó el secretario de Desarrollo Humano, Fernando Pacheco, que adelantó que hoy se realizará una reunión para determinar medidas, a objeto de controlar y fiscalizar, conjuntamente con el municipio cruceño, de acuerdo a sus competencias, la especulación de medicamentos esenciales para la vida.

Mientras tanto, la gente sigue peregrinando por remedios para sus familiares con Covid-19.

Comentarios