Escucha esta nota aquí

"Estamos con el problema constante, tenemos pacientes esperando por oxígeno, hemos llamado a ocho lugares donde venden y realmente no hay, no tenemos ni siquiera para nebulizar. Ahora mismo pasamos por una crisis", dijo Katherine Muyuro, médico y propietaria de la Enfermería Concepción, ubicada frente al Hospital Japonés.

Muyuro estaba desesperada tratando de que alguien le provea de oxígeno para dos pacientes con saturación muy baja y con riesgo de fallecer, que no encontraban un espacio en las terapias intensivas públicas. También lamentó que el precio del oxígeno hubiera subido en 40% y manifestó que el problema viene desde hace ocho días, "estamos en cero", confesó. 

Explicó que las enfermerías de la zona han colapsado, y que el oxígeno es de vital importancia porque en este momento casi todos los pacientes que reciben actualmente son positivos para Covid-19.

EL DEBER también entrevistó a uno de los pacientes que prefirió no dar su nombre, y que dijo que ya venía de tres enfermerías en busca de nebulización, pero que en ninguna pudo ser atendido debido a la falta de oxígeno.

Una de las enfermeras de la zona también manifestó que en sus peores épocas en las olas anteriores conseguían el oxígeno de un proveedor en La Guardia, pero que en estos días no ha sido posible.

EL DEBER constató también que las fábricas de oxígeno están priorizando el abastecimiento de los hospitales más grandes con los que tienen contrato que deben cumplir, y no está "sobrando" para los intermediarios, que son los que cargan los tubos a las clínicas más chicas y a las enfermerías.

Comentarios