Escucha esta nota aquí

Corresponsal/Desther Agreda

La ausencia de una normativa que prohibiese o limitase las fiestas en Ascensión de Guarayos alentó la organización de celebraciones por parte de una población que no asumió las normas de bioseguridad mínimas. El municipio y el departamentos enfrentan un agresivo rebrote del coronavirus por lo que, desde el COED, se solicitó prudencia ante la festividad.

Sin embargo, en la capital de la provincia Guarayos se observó innumerables fiestas en locales y casas. Muchas de ellas, se prolongaron hasta el amanecer.

" Ya que muchos no hemos tenido la responsabilidad de cuidarnos, solo nos queda esperar que Dios nos haya cuidado", dijo Kenia Agreda, Gerente de la Red en Salud.

El COEM dispuso algunas medidas, como la reducción de horas de atención de locales públicos y sanción a quiénes no usen barbijos; pero recién regirán a partir de mañana 2 de enero.

Comentarios