Escucha esta nota aquí

Luis Alpire, vocero del Comité de Crisis de la Gobernación, dijo que la lluvia caída este jueves en varias zonas afectadas por los incendios (60 a la fecha) fue un rayo de esperanza. Una vez cese la tan esperada precipitación, los bomberos harán una verificación 'in situ' para liquidar por completo los fuegos que aún estén activos. 

"Las lluvias en los incendios son de alto impacto, pero en estos momentos no podemos hablar de liquidación de incendios, pero sí de control, de mitigación y sofocación. La liquidación se da tras el rastrillaje para verificar que no queden rastros de llamas para que los incendios no vuelvan a reactivarse", explicó Alpire.

Además detalló que las zonas 'bendecidas' con las lluvias fueron San Ignacio de Velasco, Guarayos, San José, Puerto Suárez, Concepción, El Puente, San Javier, Vallegrande, Samaipata, Postrervalle, Santa Rosa, Warnes, entre otros. De momento en Cordillera no hay un reporte de lluvias.

Alpire remarcó que el sur que ingresó al departamento y se quedará hasta este viernes, está ayudando porque acrecienta la posibilidad de que llueva. Precisamente por eso se prevén lluvias en Cordillera y Cabezas. También va a continuar lloviendo en los Valles y en el norte de Santa Cruz (Guarayos, Velasco y Ángel Sandoval).

Hasta este viernes las temperaturas que van a regir son las siguientes: 16° y 24° en las tres provincias de los Valles, 22° y 37° en la Chiquitania. En las demás provincias, incluida la capital de Santa Cruz, la mínima será de 21° y de 33 la máxima.