Escucha esta nota aquí

Mientras usted lee esta nota, en diferentes espacios de las tierras bajas de Santa Cruz existe temor por la presencia de grupos irregulares armados que han protagonizado hechos de violencia relacionados con la pugna por la tierra, tema que se mueve al margen de la ley, según lo denunciado desde diferentes frentes de la oposición y la sociedad civil.

Desde la segunda mitad de 2021 hasta la fecha se registraron múltiples acontecimientos que fueron protagonizados por estos grupos; hoy son sacados a relucir al constatar que no han recibido la atención esperada del Ministerio Público y que las investigaciones han quedado estancadas pese a las denuncias realizadas.

"Vemos con claridad el accionar delictivo protegido con impunidad por parte de la Policía, a la cabeza del Ministerio de Gobierno. Vemos que estos grupos son afines al Movimiento Al Socialismo y parte de su base política", señaló la diputada María René Álvarez (Creemos), dentro de los casos que fueron observados.

No obstante, más allá del debate político, las víctimas de estos grupos, indígenas y vecinos propietarios de los predios, son las más afectadas por la falta de celeridad en los procesos judiciales. 

El caso de Las Londras, el más sonado del último año, es solo un ejemplo de varios que se resumen a continuación:

1. Media docena de avasallamientos en San José (junio de 2021).

En el municipio de San José de Chiquitos se advirtió la presencia de estos grupos a quienes se atribuyó al menos 12 avasallamientos. Entre las víctimas figuran el presidente de los ganaderos josesanos, la Iglesia católica, los indígenas originarios y los menonitas.

En ese entonces, el cacique general Ernesto Barba sostuvo que se trata de personas que vienen de otros lugares, que forman una directiva y que se entran a los predios, mintiendo que les dotaron las tierras.​Mientras que Adrián Castedo, presidente de los ganaderos, sostuvo que no puede realizar labores de campo en sus predios debido a la presencia de estas personas ajenas a la región y que han amenazado a los vecinos con machetes.

2. Un muerto en San Ignacio de Velasco (julio de 2022)

Surgen denuncias contra el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA). Desde la oposición reflejaron que la entidad agraria emitió una resolución administrativa para desplazar 200 kilómetros a comunarios que vivieron hace 20 años en el lugar, "para reemplazarlos por gente del occidente".​

Debido al problema de sobreposición, en el municipio se produjeron hechos de violencia entre los comunarios de Ebenezer y de Jerusalén 3. Fruto de estos enfrentamientos Lino Peña Vaca, un hombre de la tercera edad, resultó herido al defender su tierra de grupos que se identificaban con los interculturales. 

Posteriormente, Peña falleció debido a los golpes recibidos y se convirtió en el primer muerto a raíz de los avasallamientos en 2021. El Gobierno atribuyó la causa de la muerte al covid-19.

3. Emboscada a las autoridades (agosto de 2021)

Una comisión integrada por autoridades regionales, que llegó a verificar supuestos asentamientos ilegales en el área protegida Bajo Paraguá del municipio de San Ignacio de Velasco, fue emboscada por interculturales afines al Movimiento al Socialismo (MAS).

"Llegamos al área para poner letreros y preocupados por los incendios porque sabemos que en algunas partes hay fuego; sin embargo, prácticamente fuimos emboscados por gente que desconoce la resolución del INRA, de que esas no son tierras disponibles. El INRA negó el asentamiento a 59 comunidades que solicitaron", explicó Maida Peña, cacique de El Porvenir.

Según los denunciantes, fueron confrontados por los colonos, que los amenazaron y les dijeron "que iban a meter a más de 400 familias. En todo momento lo que ellos querían era confrontar, pero no fuimos con esa intención".

4. Queman vehículos de la Policía (septiembre de 2021)

Avasalladores armados con piedras, palos y armas de fuego incendiaron vehículos de la Policía, atacaron e hirieron a tres efectivos y quemaron el predio El Encanto, cuando se cumplía con una orden de desalojo. Desde Ministerio de Gobierno se aseguró que se trata de grupos irregulares, no de campesinos sindicalizados o afines al MAS.

"Hicimos cumplir el desalojo, la gente salió pacíficamente, pero fue a la vuelta que un grupo de personas nos atacó con piedras, palos y armas de fuego fuego.  Pensamos que nos iban a linchar", relató uno de los tres uniformados de la Policía heridos que participó en el desalojo del predio El Encanto, de 4.500 hectáreas, ubicado por la comunidad Santa María, cerca de Ascensión de Guarayos.

Seis días después del desalojo, los avasalladores retornaron armados a El Encanto. Según la denuncia de los dueños del predio, al menos 20 personas se presentaron para amenazar a los trabajadores y pedirles desocupación de la propiedad.

5. Amenazan con arma en Guarayos (septiembre de 2021)

Al menos unos 20 supuestos avasalladores armados ingresaron a los predios de la familia Yucra, ubicados en la comunidad Santa María del municipio de Ascensión de Guarayos, para supuestamente amedrentar a los propietarios del lugar. 

Era es la segunda vez en menos de una semana que ocurrían hechos violentos en esos predios, ya que como antecedente se tiene que tres policías resultaron heridos en un enfrentamiento cuando intentaban desalojar a personas asentadas en esa zona.

La dueña de la propiedad agrícola, Grecia Yucra, dijo que los avasalladores estaban con armas de fuego e increparon a sus ocho trabajadores que se encontraban concluyendo la faena del día. “Ingresaron diciendo que nos buscaban para decirnos, personalmente, que desalojemos el predio y si no lo hacíamos iban a volver en mayor número”, denunció.

6. Atacan a tiros a una persona en San Julián (septiembre de 2021)

Un enfrentamiento por tierras estalló en el Núcleo 53 Brecha Casarabe de la comunidad El Carmen, distante a 90 kilómetros de San Julián, dejando como saldo varias personas heridas.

Según la denuncia presentada en la Policía, el hecho ocurrió cuando el dueño del predio, Juan Montaño López, acompañado de trabajadores y comunarios del lugar, se dirigió a su propiedad para hablar con los avasalladores; sin embargo, fueron atacados con machete, palos y disparos de armas de fuego.​

Montaño resultó herido con arma de fuego, por lo que fue llevado al hospital de San Julián y posteriormente a una clínica privada de la capital cruceña. Mientras que los avasalladores amenazaron con quemar los cultivos de soya y la maquinaria.

7. El secuestro de Las Londras (octubre de 2021)

El caso más sonado de todos y que fue noticia internacional. Fue el 28 de octubre cuando se dio el secuestro y tortura a 17 personas -entre policías, periodistas y civiles- en el predio Las Londras, por parte de unos 80 sujetos armados y encapuchados.

La Policía no envió un contingente policial para dar protección a las víctimas; es más, los secuestrados fueron obligadas a firmar un acta en la que prometían no volver al lugar.

Unos 200 uniformados llegaron dos días después y se mostraron a los medios, pero no hallaron nada ni a nadie. A ese lugar había ido un día antes el director departamental del INRA. Se reunió con los encapuchados y hasta fue aplaudido por ellos. De momento solo hay un detenido, Sixto Canaza, pese a que las órdenes de aprehensión fueron emitidas por la Fiscalía.

8. Descubren red organizada en Warnes (noviembre de 2021)

Un grupo de avasalladores intentó tomar el predio de una mujer de la tercera edad, ubicado en Warnes; sin embargo, al ser alertados del hecho por redes sociales, varios vecinos lograron  desalojar a los invasores, quienes tras salir huyendo del lugar dejaron documentación que evidenció una red organizada de tráfico de tierras.

Por ejemplo, entre los documentos olvidados hay un cuaderno con lista de personas que han hecho aportes desde 50 bolivianos hasta 7.000 bolivianos,  además de un plano del terreno totalmente parcelado.

9. Grupos irregulares en la ciudad (noviembre de 2021)

La presencia de grupos irregulares no solo fue cuestión de las áreas rurales. Durante los días de paro multisectorial, grupos de encapuchados afines al masismo irrumpieron en puntos de bloqueo de los vecinos para correrlos a punta de piedras y petardos.

Al menos dos de las tres camionetas que transportaron a los encapuchados eran vehículos incautados al narcotráfico y dependen de la Dirección de Bienes Incautados (Dircabi), que es parte de la estructura del Ministerio de Gobierno.

Según la norma, los vehículos incautados al narcotráfico deben ser entregados en custodia a entidades que cumplen función social como hogares y albergues, pero estaban siendo utilizados por estos grupos irregulares. Otro caso más sin esclarecer.

10. ​​​​​Invaden y queman comunidad ayorea (diciembre de 2021)

Cerca de 15 personas en motorizados y armas de fuego, asustando a las familias que se encontraban en la comunidad ayorea 27 de mayo, ubicada en el municipio de Pailón, quemando sus pertenencias.

La comunidad está en cenizas. Volvieron los interculturales y lo quemaron todo. Tres veces entraron a la comunidad y la hicieron cenizas. Todas las cosas: papeles, a todos los perros les han disparado. Mataron a las gallinas”, indicó Mauricio Picaneray, uno de los afectados.

El miedo llevó a que muchos escapen al monte y los que se quedaron fueron amenazados de muerte. Si bien algunos bienes materiales se pudieron salvar, lo que más se lamentó fue la destrucción de la bomba de agua y del pozo de donde recolectaban este líquido.

Comentarios