Escucha esta nota aquí

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), José María Coronel Veizaga, lleva casi ocho meses al mando de la unidad antinarcóticos del departamento y en ese corto tiempo ha logrado que la cantidad de cocaína incautada (pasta base y clorhidrato) hasta septiembre sea casi el doble de lo obtenido en todo 2019.

Reconoce que las tendencias estadísticas, que ubican al departamento como un punto de refinamiento de cocaína, se mantienen y dijo que casi el 90% de su personal tuvo Covid-19.

¿Cuánto tiempo está trabajando la Felcn en Santa Cruz?
A principios de abril fui designado como jefe de la Felcn en Santa Cruz y estamos trabajando casi ocho meses al frente de la unidad dentro de todo el departamento.

¿Cuánto afectó en materia de interdicción las restricciones de la cuarentena por la pandemia de coronavirus?
Como Felcn, hablando de lo que pasó en la capital de Santa Cruz, hemos tenido un pico muy bajo de casos de narcotráfico porque los controles en calle fueron permanentes de las FFAA y la Policía. Todo el movimiento (del narcotráfico) se trasladó al campo, a las provincias, porque allí el control no era tan riguroso como el que se aplicó en la ciudad.

Nosotros aquí, en la ciudad, hemos tratado de controlar, de hacer el trabajo que nos corresponde. Por la pandemia también nosotros paralizamos un momento nuestras labores, porque casi un 90% de mis efectivos terminaron afectados por el coronavirus.

Al ver esta situación no podíamos arriesgarnos nosotros y por eso hubo una baja en los operativos de interdicción, desde el inicio de la pandemia en marzo hasta mediados y finales de junio, ya que después se volvió a intensificar los operativos.

¿Santa Cruz es el eje central del tránsito de la droga de los grandes cárteles del narcotráfico?
Santa Cruz y Bolivia entera se han convertido en un país de tránsito de la droga colombiana y en mayor cantidad la peruana. Entonces el país es un puente aéreo, especialmente la zona tropical, Chapare y las provincias de Santa Cruz se han convertido en parte de ese puente aéreo.

Eso es lo que nosotros hemos tratado de atacar, ya que una pista clandestina se puede abrir, teniendo la maquinaria, hasta en una semana y lamentablemente nosotros no tenemos la información para llegar hasta esos puntos de manera rápida.

Los narcotraficantes abren esta semana una pista y luego la cierran, después abren otra y la vuelven a cerrar, esa es su manera de operar. Pese a esto hemos seguido trabajando y hemos logrado tener mejores resultados en Santa Cruz con respecto al año pasado.

¿Me puede explicar las estadísticas que marcan esa mejora en los resultados?
Por ejemplo, el año pasado, durante toda la gestión, se han secuestrado 644 kilos de cocaína. Sin embargo, ahora pese a la pandemia y la situación compleja que vivimos este año, hasta septiembre hemos incautado una tonelada con 488 kilos de cocaína.

Es casi el doble...

Sí, casi el doble, esta es nuestra calificación de gestión en lo que estamos trabajando. Estos datos son solo de pasta base y clorhidrato de cocaína, ya que también hemos decomisado marihuana.

Respecto a este tipo de sustancia controlada hemos tenido un bajón con respecto al año pasado, pero esto se debe al temor que generó el contagio del coronavirus que no nos permitió ejecutar operaciones en las provincias.

¿Se tiene un mapeo sobre las provincias donde se ha presentado con más incidencia el narcotráfico?
Sí se ha hecho, se lo realizó con el departamento de Inteligencia. Se tienen identificadas las provincias donde más incidencias de casos se han dado, como por ejemplo Guarayos, San Matías, Puerto Suárez.

Quiero aclarar que estas no son zonas rojas, sino puntos donde las confiscaciones realizadas han permitido generar elementos para una investigación de lo que está sucediendo en el lugar, no es bueno hablar de puntos o zonas rojas, porque eso estigmatiza a la población.

En estos lugares que mencionamos se ha tenido éxito en las operaciones, por ejemplo, con la destrucción de laboratorios de cristalización de cocaína en Guarayos, lo mismo en San Matías y en Yapacaní. Son sectores donde se han encontrado estos elementos y no así fábricas de pasta base de cocaína, que son muy pocas las que como jefatura departamental hemos encontrado.

¿Santa Cruz sigue siendo el departamento donde más laboratorios de cristalización de pasta base de cocaína se encuentra?
No solamente en Santa Cruz, sino también en parte de Beni, donde se han hecho operativos desde las jefaturas antinarcóticos de Cochabamba, que han tenido que llegar hasta esta otra jurisdicción porque la información del movimiento narco así lo sugería.

¿Cuántos laboratorios ha destruido la Felcn de Santa Cruz?
En todo lo que va de este año se han descubierto y destruido tres laboratorios de cristalización de pasta base de cocaína.

¿No es un número muy bajo de laboratorios descubiertos?
Sí, es un número bajo, por la situación que hemos vivido.

¿Cómo se puede interpretar esta situación?
Lo que pasa es que a los mismos narcotraficantes les ha afectado la pandemia del coronavirus, ya que se han cuidado y no se han arriesgado tanto, por lo que presumimos que han tenido ellos mismo un bajón en la instalación de laboratorios y fábricas, ellos (los narcotraficantes) también han tenido un bajón.

¿Se ha tenido buenos resultados en la lucha contra los microtraficantes?
Sí, no en cantidad, pero si tenemos buenos resultados en personas aprehendidas, que es lo que más nos interesa a nosotros porque son los que están vendiendo y ‘raleando’ la cocaína y la marihuana. Hablando de microtráfico no hablamos de kilos, solo hablamos de gramos.

Tenemos más de un centenar de microtraficantes detenidos.

¿Este trabajo tiene el apoyo de los vecinos en los barrios?
Se ha buscado una mejor coordinación, pero trabajando con mucha cautela por el temor del contagio al coronavirus. Lo que sí ha funcionado bastante bien en esta tarea de lucha contra los microtraficadores ha sido la coordinación con las estaciones policiales de los barrios y los distritos.

Desde allí se han recibido informes de Inteligencia que nos ha permitido a la Felcn, ejecutar operativos certeros y poder detener a los expendedores de la droga al raleo.

Las personas en situación de calle y los jóvenes que son parte de las pandillas, ¿son los expendedores de los microtraficantes?
Lamentablemente este negocio ilícito involucra a varias personas, desde aquella que saca la droga desde el punto de fabricación, pasando por la que entrega el cargamento ilícito y, finalmente, la que personas que distribuye el alcaloide, es en sentido no se puede afirmar que son solo esas personas que se mencionan las expendedoras de la droga en el microtráfico.

Aquí, el grupo de personas son muy distintas. Existe la probabilidad de que estos grupos vulnerables se conviertan en distribuidores por la necesidad de dinero fácil y rápido, pero con seguridad no son los únicos que se han visto involucrados en los casos de microtráfico que hemos descubierto en lo que va de este año.

¿Hay drogas sintéticas en el mercado del microtráfico cruceño?
Ese tipo de sustancias hemos encontrado intentado ser ingresadas al penal de Palmasola, porque allí a los consumidores no les importa qué consumir, lo que ellos quieren es ‘volar’.

Además, el costo es más económico y es más efectivo que la cocaína. En los barrios se ha encontrado este tipo de drogas, pero en muy poca cantidad.

¿Se ha incrementado el consumo de drogas en Santa Cruz?
Sí, el consumo de sustancias controladas está subiendo. No puedo indicar el porcentaje de este incremento, pero por los datos estadísticos y los resultados de las intervenciones que hemos realizado con el equipo de la Felcn, se debe indicar que el consumo (de droga) está aumentando.