Escucha esta nota aquí

Las lluvias caídas en los últimos días, sumadas a la labor del Supertanker y de los bomberos por tierra, lograron controlar el incendio en el Parque Nacional Otuquis y en otras zonas del departamento. De igual forma, los aguaceros permitieron bajar los focos de quema y de calor.

“Las lluvias han sido preponderantes para la reducción de las quemas y han permitido el control de algunos incendios, pero, por responsabilidad, no podemos hablar de una liquidación", dijo la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, al confirmar que se logró controlar el incendio en el Parque Nacional Otuquis y ahora se trabaja para apagarlo. “Se habla de una liquidación 24 horas después de un control total del fuego", precisó Asin.

En Roboré, el fuego cedió en Bolivia Nueva, el Arco y Yororoba, pero persiste en Quitunuquiña, Santa Rosa, cerca de Tucabaca y en la Serranía de Santiago. En tanto que, en San José de Chiquitos, se reactivó en Taperas e Ipiás.

Asimismo, ayer se reportaba un incendio que avanzaba hacia el Parque Nacional Kaa Iya, en Charagua. En total, diez municipios siguen con incendios activos.

En cuanto a las quemas, el reporte del Satif muestra una reducción de los focos de quema en Santa Cruz, de 395 el sábado a 108 el lunes. Ayer, a primeras horas, se registraban solo 50 quemas. En tanto que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua reportaba solo el sábado 6.670 focos de calor en todo el país, pero se redujo a 1.725 el lunes.

Tags

Comentarios