Escucha esta nota aquí

El aumento de casos positivos de Covid-19 y la saturación de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de los hospitales vuelven a despertar la preocupación de las autoridades de salud de Santa Cruz. Más aún porque en algunos días más culminarán los contratos temporales que el Gobierno central ha dispuesto para los salubristas que atienden a los pacientes graves en las UTI.

El jefe médico y responsable de los domos del hospital Japonés, Richy Anderson Hurtado, en declaraciones a la red Unitel, recordó este lunes que, en los próximos días concluyen los contratos temporales de más de 30 médicos y de unas 60 enfermeras.

Hurtado manifiesta su preocupación puesto que, sin la renovación de estos contratos, el domo podría quedar con solo 13 profesionales para la atención a los pacientes que permanecen intubados en este sitio de atención.

El galeno lamenta que los contratos solo tengan duración de tres meses, un periodo de tiempo que resulta insuficiente para la emergencia que vive el país, especialmente Santa Cruz, que reporta el mayor número de contagios por coronavirus.

El director del Sedes, Marcelo Ríos, indicó que confía en la renovación, sin problema, de estos contratos. Para ello, dijo que ya se iniciaron los trámites.  “Esperemos que el Gobierno no falle y se renueven los contratos del personal que hemos solicitado”, manifestó.

Ríos explica que la duración de los contratos por tres meses responde a un factor administrativo que se dispone desde el Ejecutivo nacional. Actualmente, estos contratos abarcan al personal sanitario que refuerza la atención Covid-19 en hospitales como el San Juan de Dios,  Japonés, Óscar Urenda (de Montero) y todos los centros donde hay terapia intensiva.

Aislamiento para frenar contagios

Sobre el incremento de contagios de Covid-19 en Santa Cruz, el gerente de epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, pidió a la población mayor responsabilidad. Insiste en que se deben cumplir las medidas de bioseguridad.

Hurtado ve un relajamiento de la población con el autocuidado, pues organizan y asisten a cumpleaños, eventos sociales, centros educativos y hasta velorios.

Para el Sedes, urge retomar las dinámicas de aislamiento y control sobre todo con las personas que son detectadas como positivo o revelan algunos síntomas propios del Covid-19.

Comentarios