Escucha esta nota aquí

La pandemia no frenó las tradiciones en San Juan, pero tuvieron que realizarse en medio de restricciones. Los porongueños celebran su fiesta patronal en medio del encapsulamiento, por lo que el programa se realiza con algunas limitaciones.

Las autoridades de Porongo establecieron encapsulamiento desde las 17:000 de ayer hasta esta jornada, y entre los visitantes estuvieron los alcaldes del área metropolitana y personas que llegaron de algunas comunidades cercanas. El programa fue transmitido de forma virtual.

Para esta jornada

En Porongo hoy seguirá el programa de la fiesta patronal. Para las 9:00 está prevista la procesión por las calles del pueblo y las autoridades municipales piden que la gente se quede en sus casas por donde pasará San Juan Bautista de Porongo y el párroco entregará estampitas con la imagen del santo. A las 10:00, con la ceremonia de los turcos, se cierran las actividades.

En algunos hogares todavía se mantiene la tradición de bañarse en la fiesta de San Juan, donde muchos lo hacen para purificar el cuerpo y pedir buena salud.

En la capital cruceña

El jefe del Departamento de Defensa al Consumidor, Gualberto Condori, informó que se aplicó el Plan San Juan en los mercados de la capital cruceña, donde se procedió a decomisar embutidos que no tenían el registro sanitario, que estaban caducados o en mal estado.

“Seguiremos haciendo los controles para garantizar la salud pública”, remarcó Condori.

Los operativos se centraron en los embutidos, dado que las familias acostumbran a comer panchitos en la víspera de San Juan, por lo que salen una variedad de ofertas con este producto.

De igual forma hicieron operativos en los distritos de la ciudad para evitar las fogatas. Los infractores deberán pagar multas.

Aunque está prohibido prender fuego, hay personas que queman cosas viejas en la víspera de San Juan para atraer mejores cosas y también existe la creencia de que se debe chicotear para que la persona pueda crecer. Esto último también lo aplican a las plantas en el área rural, donde hay algunas prácticas bien marcadas para invocar a la buena producción.

En el Chaco cruceño se acostumbra a marcar el ganado durante esta jornada, para invocar a la abundancia y a la buena producción.

Comentarios