Escucha esta nota aquí

En un acto sencillo, sobrio y arropado por ciudadanos de Santa Cruz de la Sierra los originarios de Beni rindieron homenaje a la revolución indígena liderada por el cacique Pedro Ignacio Muiba en 1810. Lo hicieron a los pies del monumento a la Madre India.


Mucha gente se concentró en la Madre India. Foto. Jorge Gutiérrez 

Los indígenas, integrantes de la marcha que partió desde Trinidad el 25 de agosto, lucieron sus atuendos típicos para recordar la gesta del primer grito libertario contra el dominio español en tierras de Moxos. “A nombre de las 34 naciones agradecemos a la gente que nos apoya en este acto”, afirmó Celso Padilla, el originario que hizo de maestro de ceremonia.

Este 10 de noviembre es un día festivo en Beni y declarado feriado departamental, en honor a la valentía de Pedro Ignacio Muiba. 

Según datos históricos, esa rebelión encabezada por Pedro Ignacio, José Bopi, Gregorio González y otros que se alzaron contra los españoles tuvo como escenario las poblaciones de Loreto y Trinidad.

Los indígenas de tierras bajas se encuentran fuera de sus comunidades desde hace 77 días. Los 37 que les llevó marchar desde Beni hasta Santa Cruz y los 40 que se encuentran en los predios de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno esperando un acercamiento con autoridades nacionales.

Caminaron para pedir respeto a sus usos y costumbres, cultura y autodeterminación en sus regiones, además para pedir garantías en sus territorios, que son avasallados por grupos, que llegan de otras regiones del país.

Sin embargo, el Gobierno nacional no ha atendido sus pedidos, ni siquiera abrió una mesa de diálogo.

Comentarios