Escucha esta nota aquí

Cree que los profesionales que salen de la carrera de Contaduría Pública, de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), tienen posibilidad de ocupar cargos importantes en la Contraloría General del Estado, en el Palacio de Justicia, la Gobernación, Alcaldía, unidades de auditoría interna, etc.

Sabe que hay mucho por mejorar en el país, sobre todo en la esfera pública, así que desde hace ocho años, Limbert Alfonzo Rojas Orihuela, docente de la universidad pública cruceña, apuesta por una formación integral, "que hace falta para acabar con la corrupción, las injusticias y todo lo malo que hay en la sociedad", cree.

Como parte de su cátedra en las materias Teoría de los Valores, Contabilidad Gubernamental y Auditoría Gubernamental, ha creado un texto didáctico, titulado Proyecto de Vida, con el que incorpora valores y principios en los estudiantes. Pero no se queda en la teoría, se ha dedicado a organizar diferentes actividades para sembrar virtudes como la solidaridad, a través de visitas con donaciones a albergues de niños abandonados, de ancianos, y familias de escasos recursos económicos. 

Todo ese trabajo que se inicia en el aula, también sale a la calle, para apuntar al desarrollo personal a nivel físico, sicológico, emocional y espiritual. Rojas, además, forma a los alumnos en educación financiera, "en la 'U' no se habla de eso, del lenguaje del dinero; los jóvenes deben entender que tienen que buscar el dinero bien habido, que sí hay dinero, pero que solo falta información", sostuvo.

Rojas asegura que ya ha visto frutos, jóvenes que salieron profesionales, se casaron, y siguen en contacto con él, en busca de mantener viva la obra. Ha creado un centro de formación integral llamado Valientes, donde empuja su labor por las nuevas generaciones, apoyado por muchos de los que antes ya formó. "Ya tenemos equipo", dijo.

El docente dice que esta cruzada empezó cuando dictaba la materia Teoría de los Valores, que abordaba temas éticos, y que gracias a una serie de entrevistas con los estudiantes, y de actividades. En esa época descubrió que muchos provenían de hogares disfuncionales, acarreando muchos problemas que no se atrevían a mencionar. No quiso ser otro más de los profesores que se limitan a dar la cátedra exclusivamente lógica y numérica, quiso profundizar en el ser humano.

"Este programa ha salido de las paredes de la universidad, se ha convertido en un centro de formación para que el estudiante tenga un proyecto de vida, una visión, una mirada clara de sus fortalezas y debilidades, de su pasión y vocación", compartió.

Para Rojas es importante que la sociedad sepa de la importancia en este tipo de formación integral en la universidad pública, para que se haga eco de muchas voces. "Anhelo que la sociedad se vuelque a la universidad y analice la formación de los futuros profesionales", dijo. 

Foto: Limbert Rojas (a la derecha, de negro), en una de sus actividades solidarias 

Rojas sustenta su labor en el Estatuto Orgánico de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, que en su artículo 5° plantea la visión de esta institución de educación superior.

“Formar profesionales integrales, con valores éticos y morales; con pensamiento crítico y reflexivo; solidarios y con responsabilidad social; capaces de generar y adecuar conocimiento relevante e interactuar con éxito en escenarios dinámicos, bajo enfoques multidisciplinarios y con la finalidad de contribuir al desarrollo humano sostenible de la sociedad y de la región, mediante la investigación científico-tecnológica y la extensión universitaria, vinculadas a las demandas y expectativas del entorno social”.

Comentarios