Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega Muñoz

La pandemia golpea como nunca a Santa Cruz, toda vez que ayer fue una de las jornadas más duras al reportarse 43 muertes por coronavirus y 993 nuevos contagios. La cifra de fallecidos es la más alta en lo que va de la tercera ola en la región cruceña, que también tiene 154 personas en terapia intensiva.

En medio de esta crisis sanitaria, familiares de pacientes con coronavirus soportan hasta nueve horas en las filas para conseguir oxígeno, mientras que las distribuidoras racionalizan la venta a un solo cilindro por persona. Muchos de ellos peregrinan por el gas medicinal porque tienen a sus familiares graves en casa debido a la falta de espacio en los hospitales y clínicas.

La desesperación por conseguir oxígeno aflige a la familia de Roy Cabrera, un taxista que debe parar su jornada de trabajo para conseguir que le recarguen al menos un cilindro para que su tía abuela sea asistida.

La familia de Cabrera tuvo que improvisar en su casa la terapia para que la abuela, de 62 años, reciba atención, la falta de dinero y los costos elevados que pagaron por un día de internación en una clínica los obligó a tomar esa decisión. Ahora contratan a una enfermera que les cobra entre Bs 50 y Bs 80 por día para monitorear a la paciente.

Ayer Roy salió a las tres de la madrugada a buscar el oxígeno, recorrió diferentes distribuidoras hasta que llegó a la fábrica Coboxi SRL, ubicada en el kilómetro 11 de la avenida Cristo Redentor, para que le recarguen un cilindro, pero delante de él había una decena de personas esperando. “Llamé a un primo para que venga y llevemos otros cilindros con oxígeno, porque por persona solo nos dan uno. El tanque que tenemos lo compramos y el otro nos lo alquilan, pero es necesario para que mi tía abuela esté bien”, dijo.

Más atrás estaba Nelie Chuvirú Rodríguez, quien salió de su vehículo y se apoyó a la barda de la fábrica esperando que avance la fila. “Estoy desde las 5:00 y solo nos dieron un ticket para que recarguemos un tanque, eso no abastece porque apenas nos dura máximo de seis a ocho horas, así que tenemos que venir varios de la familia y ponernos en diferentes lugares de la fila”, contó pasado el mediodía.

Cerca de las 13:00 de ayer, en esta fábrica, ubicada en el norte cruceño, habían más de 100 vehículos formados a la espera de ingresar a que les recarguen los tanques.

La mujer cuenta que actualmente no está trabajando y por eso le da tiempo para buscar todos los días el oxígeno que requiere su hermano, que recibe atención en su casa del kilómetro 12, doble vía a La Guardia. “Mi hermano está enfermo hace dos semanas y no está internado en una clínica ni un hospital porque no encontramos espacio en ningún lado. Su esposa es enfermera y ella es la que está atendiéndolo”, señaló la mujer.

Similar situación atraviesa Ingrid Velarde, sus hermanos y primos, quienes se dan el modo de mezclarse en la fila de vehículos para que les provean del oxígeno. “Mi abuela tiene las secuelas del Covid-19, ella necesita cuatro cilindros de oxígeno a diario y tenemos que salir todos los días a buscar. Ella está en mi casa y tenemos un médico de cabecera que la está atendiendo porque en los hospitales está complicado”, dijo.

Hace dos semanas la abuela de Velarde se contagió de Covid-19 y hasta la fecha lucha contra las complicaciones de este mal. Los primeros días la familia conseguía los cilindros de oxígeno en una distribuidora por la zona de la Virgen de Lujan, pero hace dos días cerraron, por lo que les tocó buscar por las redes sociales y por referencia de sus conocidos llegaron hasta la fábrica del norte.

“Están cerrando las distribuidoras y no sé qué se puede hacer con eso. Tenemos que buscar porque todos los días se necesita de oxígeno. Si se acaba se tiene que reponer y al final también nos afecta porque tenemos que pedir permiso en el trabajo y la familia alternarse para ayudar”, señaló y pidió que se regule la venta de este elemento, como también de los medicamentos para tratar a los pacientes con coronavirus.

“Muchos familiares optan por comprar las medicinas en el mercado negro, que son personas que ofrecen las ampollas en las redes sociales y porque las farmacias no tienen la medicina, se ven obligados a comprar a precio elevado”, mencionó Velarde.

Controles

Ante el reclamo de los ciudadanos por la falta de oxígeno, la especulación de los precios y que las distribuidoras estaban cerrando sus puertas, ayer por la mañana policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), funcionarios del Ministerio Publico y del Servicio Departamental de Salud (Sedes) realizaron un operativo recorriendo diferentes distribuidoras de oxígeno.

Fueron inspeccionadas las distribuidoras ubicadas por la doble vía a La Guardia, en una no encontraron filas y en la otra había personas esperando.

En el lugar los funcionarios llegaron e ingresaron a verificar, porque solo permitían el ingreso de camiones que salían cargados de cilindros con oxígeno.

“En mi orden médica dice que necesito dos tanques de oxígeno, pero solo uno me quieren recargar. Aquí entran varios camiones y toditos salen llenos. Llorándole y rogándoles no me quieren dar dos tanques”, reclamaba una de las personas en la fila.

Incluso en las filas había personal del área hospitalaria que también debían esperar para que les recarguen los cilindros. “Estamos hace unas tres horas pero nos toca esperar porque los pacientes necesitan”, decía un paramédico.

Importan oxígeno

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, informó sobre la importación de 60 toneladas de oxígeno medicinal ante el requerimiento de hospitales y clínicas para atender a los pacientes graves con Covid-19. El producto, procedente de Santiago de Chile, ya habría salido de Arica hacia el país.

“Estamos viendo todas las opciones, la importación de oxígeno. Estamos haciendo importaciones desde Santiago, ayer han llegado tanques de oxígeno directamente al Puerto de Arica, ya está rumbo a nuestro país, son 30 toneladas cada uno”, manifestó Blanco.

La dotación de oxígeno se ha convertido en una emergencia por la alta demanda en diversas ciudades del país. Las largas filas de personas esperando recargar sus tanques de oxígeno demuestran la desesperación por atender a los familiares hospitalizados.

El viceministro también señaló que “estamos trabajando para importar lotes que puedan llegar desde la China”.

Medicamentos

El Comité Operativo Interinstitucional de vigilancia y control de medicamentos, en reunión realizada ayer, acordó pedir al Gobierno que adopte las medidas necesarias para solucionar el problema de la escasez de algunos medicamentos para tratar a pacientes graves con coronavirus.

El comité pidió al Gobierno y en particular al Ministerio de Salud generar acciones que permitan a las importadoras y comercializadoras importar medicamentos para garantizar que estos fármacos no falten en las unidades de terapia intensiva de los hospitales públicos y clínicas.

Llegan más de 100.600 dosis

Bolivia recibió ayer el tercer envío de vacunas correspondiente al mecanismo Covax. Se trata de 100.626 dosis de la vacuna Pfizer. En un acto realizado en el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), de la ciudad de La Paz, la viceministra de promoción de la salud, María René Castro, agradeció la entrega de las vacunas y resaltó la relevancia de la campaña masiva.

Mientras tanto en Santa Cruz, al igual que el resto del país, se inició la vacunación contra el Covid-19 a los mayores de 40 años, quienes deben acudir a los puntos habilitados de acuerdo con la terminación de la cédula de identidad. Ayer en el centro de vacunación de la Uagrm se observó bastante afluencia de gente. Los mayores de 50 años pueden acudir cualquier día.

Comentarios