Escucha esta nota aquí

Carlos Quinquiví - San Ignacio de Velasco 

Maquinarias de la Alcaldía de San Ignacio de Velasco limpia la  represa Guapomó, la principal fuente de abastecimiento de agua, que está ubicada a unos 500 metros del centro citadino. En julio pasado, mediante ley municipal, las autoridades declararon en emergencia y desastre natural a este municipio afectado por una aguda sequía.

A la provincia Velasco no solo afecta la grave sequía sino también los incendios forestales que han arrasado la vegetación de esta región de Bolivia. La represa es uno de los atractivos turísticos de la capital velasquina.

Ante la disminución del nivel de agua, el gobernador Rubén Costas, recientemente inauguró dos pozos de agua para evitar el racionamiento al pueblo por la operadora del servicio, Coosiv Ltda.

El director municipal de Agua y Saneamiento Básico, Julio Hurtado, manifestó que unas 50 hectáreas serán limpiadas, además se hará una excavación más profunda para tener un mejor reservorio de agua, que tanta falta hace en esta época seca.

La represa fue construida en 1977, durante el Gobierno del general Hugo Banzer Suárez y jamás se pensó que esté a punto de terminar su vida útil. En la represa hay poca agua y de mala calidad.

La población actualmente está consumiendo agua de pozos que han sido construidos por el Gobierno Municipal, la Gobernación y el Gobierno nacional. Dichos pozos están conectados a la red de distribución que administra la operadora Coosiv Ltda.

El Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) recientemente firmó un convenio con el alcalde ignaciano, Moisés Salces, para la inversión de Bs 10 millones, que se dispondrá para limpiar la cuenca alta de la represa Guapomó, que desemboca en el río Paraguá, y de esa manera prever y solucionar los problemas de la falta de agua para San Ignacio de Velasco y sus comunidades.

Asimismo, en las orillas de la represa se está implementando una nueva planta potabilizadora de agua, gracias a una gestión del gobierno comunal con una ONG que canalizó recursos del extranjero (España) para ese objetivo.