Escucha esta nota aquí

El juicio oral por el crimen de Lineth Salazar Ruiz, hecho ocurrido el 25 de septiembre de 2017, ha ingresado en su etapa final.

El miércoles se concluyó una audiencia en la que los abogados del único acusado por el asesinato, Cristhian Aliendre Lafuente, presentaron casi todas las pruebas periciales de descargo que tenían y se espera que el 25 de septiembre, fecha que se fijó para el reinicio del juicio, los abogados hagan las conclusiones del caso y el tribunal pueda deliberar para dictar una sentencia sobre lo sucedido.

La abogada de la familia Salazar, Ingrid Núñez Justiniano, explicó que el proceso en las semanas pasadas ingresó a su etapa final, ya que se terminó con la producción de las pruebas periciales y documentales que tenían los abogados defensores del sindicado por el crimen de la joven y que únicamente se espera el resultado de un estudio grafotécnico a una carta encontrada en la habitación donde ocurrió el hecho de sangre, para ingresar a la etapa de conclusiones y posterior deliberación del Tribunal Segundo de Sentencia, que lleva adelante el juicio oral.

“Ya se presentaron todas las pruebas necesarias para demostrar que Cristhian Aliendre es el asesino de mi hermana”, afirmó Lizeth Centellas Ruiz y señaló que la posibilidad de un suicidio de su ser querido es un hecho que ya fue desvirtuado por las pericias realizadas por la Policía y el Ministerio Público.

La afirmación de la hermana de Lineth a este extremo nace debido a una pericia balística que solicitó y presentó la defensa de Aliendre, en la que se concluye que la muerte de la joven profesional no fue provocada por el detenido (como lo señalan los elementos que inculpan, como la prueba del guantelete, las declaraciones de los testigos de cargo, la forma en que movió el cadáver y el arma homicida que era de su padre), sino por un disparo en el pecho que ella misma se habría provocado cuando estuvo sola en su domicilio.

En su defensa

Roberto Aliendre, padre del procesado que está detenido preventivamente hace más de dos años en el penal de Palmasola, dijo que la pericia balística que él solicitó a través de los abogados que defienden a su hijo y que fue autorizada a finales del mes pasado, sirve para demostrar técnicamente la inocencia de su ser querido.

“Este trabajo pericial permite ver una nuevo elemento dentro el caso”, precisó el padre de Cristhian Aliendre.

El perito que realizó el estudio, el excoronel de Policía Jorge Toro Álvarez, aseveró que su estudio, que fue hecho público el miércoles ante los juzgadores Ernesto Guardia, Jacqueline Soriano y Carlos Mendieta, es coincidente con otras pruebas expuestas en el juicio oral y que esperan el resultado del estudio grafotécnico a una carta hallada en el cuarto donde estaba Lineth, para que en base a este dictamen su hipótesis de que hubo un suicidio y no un crimen, cobre más sentido. Esta pericia solo identificará si la carta fue escrita por Lineth y no la intencionalidad o el propósito que perseguía.

 

Tags