Escucha esta nota aquí

Una nueva jornada de tensión se vivió en el municipio de Warnes, aunque esta vez no hubo heridos. La disputa por la Alcaldía provoca que no se pueda disponer de los recursos, porque ni Benedicto Choque ni Vanesa Uriona, ambos del Movimiento Al Socialismo (MAS) que se disputan el sillón municipal, lograron habilitar sus firmas.

Mientras sigue el conflicto político, funcionarios municipales exigen el pago de sueldos y el sector transporte advierte con bloqueos para pedir la renuncia de todos los concejales titulares y que asuman los suplentes.

Sin firmas habilitadas

Hasta hace dos días, ni Choque ni Uriona tenían habilitadas sus firmas para proceder con el pago de sueldos y servicios en el municipio.

Este jueves Choque viajó a La Paz para hacer conocer todo el proceso administrativo a las autoridades de Autonomías y Finanzas, con el objetivo de que se le permita iniciar la habilitación de su firma. Días antes este trámite también lo inició Uriona.

“Son un montón de requisitos que debo cumplir. Nosotros estamos con toda la documentación en orden y trataremos que nos reconozca el banco. Estimamos que en cuatro días hábiles ya tendremos habilitadas las cuentas”, remarcó Choque.

Sin embargo, Uriona aseguró que igualmente continuará con el trámite. “En el Banco, como ambos metimos papeles para lo mismo, nos paralizaron las cuentas”, confirmó Uriona después de participar en un acto oficial de la Alcaldía.

Uriona agregó que lo que queda es también hacer la representación en la autoridad nacional de Autonomías e iniciar un Amparo Constitucional para que sea la justicia la que determine quién realmente es el alcalde de Warnes. No obstante, reconoció que es un procedimiento que puede demorar semanas o meses.

El conflicto municipal en Warnes data de hace más de un año. Tras la renuncia de Mario Cronenbold asumió Juana Araúz de la agrupación Paz y Progreso, pero renunció luego de medio año de gestión por motivos de salud. En su lugar asumió Charly Aparicio, que también se alejó del cargo.

A finales de octubre, el Concejo Municipal eligió a Vanesa Uriona, aunque el fin de semana esta misma instancia decidió dar su respaldo a Choque y la decisión se ratificó el pasado martes.

Al respecto, Uriona señaló que el Concejo no tiene potestad de destituirla porque fue elegida como alcaldesa sustituta y solo puede ser alejada del cargo por muerte, renuncia o con una sentencia ejecutoriada.

“Los concejales no leyeron la Constitución, no pueden darme respaldo y al otro día quitármelo. Hay procedimientos”, insistió.

En medio de esta disputa, el jueves nuevamente hubo tensión entre simpatizantes de ambos bandos. El legislativo tenía programada una sesión ordinaria; sin embargo, a través de un comunicado se informó que se suspendía.

En el documento, firmado por el concejal vicepresidente, Aldo Capobianco y la concejala secretaria, Gabriela Justiniano, se indicó que la determinación se asumió siguiendo la recomendación de la empresa Energy Saving Solutions de Bolivia (que se encarga del mantenimiento de la infraestructura municipal) y es “por cuestiones eminentemente de preservar la salud de los servidores públicos”.

Dos días antes ya hubo enfrentamientos entre los simpatizantes.

Denuncias y contradenuncias

Paralelo a los trámites de habilitación de firmas que siguen Uriona y Choque, ambos anunciaron procesos penales.

Choque indicó que el jueves en la mañana ingresó una denuncia ante la Fiscalía en contra de Uriona, por supuesto robo de documentación de la Alcaldía warneña.

“Yo ingresé un solo día a las oficinas, luego estuvieron tomadas. Tenemos información de que se están llevando los servidores de RUAT (Registro Único Para La Administración Tributaria Municipal)”, sostuvo.

En respuesta Uriona aseguró que también presentará una denuncia contra Choque porque está siendo perseguida y acosada políticamente, porque “no aceptó prestarse a irregularidades dentro de la administración pública”.

Uriona también afirmó que hace tres semanas, cuando ingresó a la Alcaldía, se tenía Bs 4, 5 millones y se adeudaba solo por Alumbrado Público Bs 5 millones, además había demora entre tres y siete meses en pago de sueldos a funcionarios.

“Se debía más de lo que se tenía y me pusieron obstáculos para habilitar mi firma. La molestia es porque en esta reestructuración que inicié fue despedido personal que no tenía funciones y se cerró algunas reparticiones”, dijo.

Sectores anuncian protestas

En la jornada del jueves un grupo de mototaxistas llegó hasta el Concejo con un voto resolutivo. El dirigente de la Federación de Transportistas 15 de Marzo, Santos Torrico, pidió a los concejales que arreglen las situación política para que vuelva la tranquilidad a Warnes y se pueda trabajar con normalidad.

Considera que esta crisis política derivó en falta de mantenimiento de vías, de luminarias y de condiciones para el funcionamiento de oficinas públicas y de salud.

Advirtió que si no se logra consenso se unirán con los gremialistas y las juntas vecinales para salir a protestar y exigir la renuncia de todos los concejales titulares para que asuman los suplentes.

El jueves un grupo de funcionarios municipales se pronunció. Gabriela R. indicó que hace un año trabaja en la Alcaldía y siempre hubo demoras en el pago de sueldos, pero en esta ocasión le deben tres meses de salarios a unas 150 personas que se encargan del aseo de infraestructura pública.

“No queremos escuchar mentiras de los políticos. Eso no nos interesa. Solo queremos que nos paguen el sueldo. ¿Qué creen que nosotros comemos?, lo que trabajamos, pedimos”, insistió.

En salud igual hay problemas. A inicios se semana los médicos de centros del primer nivel acataron un paro para exigir sueldos. Mientras en el Centro Integral hay otros 40 profesionales que están en emergencia porque les adeudan salarios desde septiembre.

En servicios, el recojo de basura sigue siendo irregular en los últimos 10 días. Además, la circunvalación está llena de baches.