Escucha esta nota aquí

Un día después de que la alcaldesa interina Angélica Sosa denunciara que 40.000 pruebas rápidas habían sido retenidas por la Aduana Nacional, la donación logró llegar a manos de la comuna cruceña para hacer frente a la emergencia sanitaria del Covid-19 en la capital cruceña.

El lote de pruebas rápidas viene desde la fundación Tzu Chi, una organización no gubernamental de Taiwán y no tienen ningún costo para el sistema sanitario cruceño, sino que es una iniciativa que busca hacer frente a la segunda ola de contagios que atraviesa Santa Cruz.

En este sentido, Sosa manifestó que la salud en Santa Cruz de la Sierra se construye entre todos y anunció que el donativo reforzará el plan masivo que hay en agenda para tener una figura clara respecto a la situación epidemiológica de la ciudad. Esto incluye estudios, brigadas médicas y fortalecimiento de los centros de salud que dependen de la municipalidad.

La alcaldesa se reunirá el jueves con la Policía, las Fuerzas Armadas y el equipo científico de la Alcaldía para analizar el escenario al que se enfrenta la capital cruceña y perfilar posibles nuevas medidas para poner freno a la expansión del virus.

Comentarios