Escucha esta nota aquí

Un total de 4.400 dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus llegaron la mañana de este viernes a Santa Cruz, según el gobernador Rubén Costas, quien confirmó que los primeros en recibir la dosis serán los médicos y enfermeras de terapia intensiva del hospital Japonés.

Inicialmente, autoridades sanitarias de Santa Cruz dijeron que esperaban recibir 6.000, luego hablaron de 5.000 dosis de la vacuna Sputnik V. En Santa Cruz hay unos 2.000 profesionales y trabajadores de primera línea, porque cada uno debe recibir dos dosis (se contempla un 20% de reserva).

Cinco profesionales, entre médicos y enfermeras, de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Japonés que atienden a pacientes con Covid-19, serán los primeros en recibir  la primera de las dos dosis de la vacuna Sputnik V, en el inicio de la campaña de inmunización contra el coronavirus, que busca contrarrestar el virus que ingresó al país el 10 de marzo de 2020, cuando se detectaron los dos primeros casos.  

Se prevé la llegada a Santa Cruz del presidente del Estado, Luis Arce, quien es posible que también reciba la dosis para prevenir el coronavirus. También se está considerando que autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes) reciban la vacuna en este primer grupo.

Según Marcelo Ríos, director del Sedes, hay más de 350 profesionales que trabajan en las UTI que están contemplados en el inicio de la campaña de inmunización.

Posteriormente, las vacunas que alcancen se destinarán al personal de las terapias intermedias de los hospitales de segundo nivel y a los servicios de emergencia del sector público, además de la seguridad social.

Las vacunas llegaron temprano este viernes al aeropuerto Viru Viru y desde allí fueron trasladadas hasta el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Sedes, que dispone de la cámara dual de frío para su conservación y almacenamiento.


De forma inmediata, se comenzará con la distribución a los hospitales de tercer nivel, empezando por el Japonés, donde durante esta jornada se tiene previsto aplicar la primera dosis a cinco profesionales seleccionados y que han aceptado de forma voluntaria aplicarse la vacuna.

El protocolo indica que después de recibir la vacuna, la persona debe permanecer unos 30 o 45 minutos en observación, porque es necesario saber si presenta reacciones adversas, generalmente de tipo alérgico, considerando que trata de una vacuna nueva.

Antes de la colocación de la dosis, se debe proceder al registro digital y a una revisión médica, porque se tiene que confirmar que está en buenas condiciones de salud, es decir que no esté cursando alguna enfermedad, además no se aplica a gestantes ni a menores de 18 años.

De igual forma, la persona inmunizada debe firmar un acta de consentimiento que garantice que acudirá a recibir la segunda dosis para estar completamente protegida contra este virus.


El personal que sea inmunizado durante esta jornada debe recibir su segunda dosis dentro de 21 días, informaron las autoridades del Sedes.

De acuerdo con el plan elaborado por el Sedes, la vacunación continuará este fin de semana y también incluye la vacunación al personal de las UTI de los hospitales San Juan de Dios, Oncológico y de la seguridad social, en ese orden de prioridad.

El presidente Arce calificó ayer como un hecho histórico la llegada de las vacunas al país y resaltó que este es el tercer componente de la estrategia gubernamental contra la pandemia. La vacuna es una solución estructural al problema, tiene una altísima efectividad en controlar ese virus que tanto ha afectado, nos ha hecho cambiar de vida, usar barbijos y alcohol.

Se esperan más vacunas, pero hay mucha demanda, todo el mundo quiere vacunas, todos los países nos estamos peleando por la adquisición y eso ha generado algunos problemas en las empresas productoras, pero estamos seguros de que la empresa nos va a cumplir el contrato, así que iremos aplicando (la vacuna) gradualmente a todo el pueblo boliviano, para que de una vez en esta gestión 2021 despidamos al coronavirus”, indicó Arce.

En El Alto, el presidente Luis Arce recibió las vacunas contra el coronavirus

Las primeras 20.000 dosis de vacunas Sputnik V llegaron ayer al aeropuerto de El Alto, donde el presidente Arce, parte de su gabinete ministerial y representantes de organizaciones sociales acudieron a verificar la llegada de las dosis, principalmente que se cumpla con la cadena de frío, para que no pierdan su efectividad.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, resaltó que el PAI garantiza esta cadena de frío y está preparado para recibir los lotes más grandes como los que ya se anunciaron que llegarán desde marzo. “Hoy es un día histórico para Bolivia, estamos marcando un hito, porque diferencia las soluciones paliativas con soluciones que ahora son estructurales”.

El ministro destacó que en esta primera entrega se pudo ampliar de 6.000 a 20.000 dosis, lo que permitirá abarcar a más profesionales que están en primera línea de atención en los hospitales.

La vacuna llegará a los nueve departamentos, según lo adelantó el ministro Auza, aunque los primeros en recibir son los departamentos del eje central del país.

Este lote llegó de Argentina en un vuelo de Boliviana de Aviación (BoA), luego de haber acompañado un lote procedente de Moscú, que también arribó este jueves a Buenos Aires para la vacunación de la población del vecino país.

El pasado 30 de diciembre, Bolivia concretó la adquisición de 5.200.000 vacunas Sputnik-V de Rusia contra el coronavirus. En un primer momento se anunció que el primer lote que llegaba en enero estaba compuesto de 6.000 dosis, pero finalmente fueron 20.000 dosis para 10.000 personas.

En la misma firma del contrato se anunció que 1.700.000 dosis llegarán a finales de marzo, similar cantidad en abril y el resto en mayo. Las autoridades indicaron que se acudió de forma directa al productor sin intermediarios, para evitar errores.

Adicionalmente, el 13 de enero, el Gobierno suscribió otro contrato con el Instituto Serum de la República de la India, para la provisión de 5 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca. Se trata de dosis desarrolladas por la Universidad de Oxford, y se espera que el primer lote llegue al país en abril, y el resto será completado progresivamente.

Bolivia también recibirá un importante lote de vacunas, a través del mecanismo Covax, con lo que el Gobierno asegura que se dispondrán de 15 millones de dosis, para vacunar a la población mayor de 18 años.


Por su parte, la viceministra de Vigilancia Epidemiológica, María René Castro, explicó que cuando se selecciona la compra de vacunas, se toma en cuenta la capacidad de traslado y almacenamiento. Indicó que el país no está en capacidad de comprar grandes cantidades de vacuna Pfizer, porque esta debe mantenerse a 80 grados bajo cero, y en el país los conservadores con esa especificación son escasos.

Las que ahora se están adquiriendo tienen cadenas de frío “más amigables” con nuestra realidad, porque se conservan de 2 a 8 grados centígrados, lo que permite llevar el compuesto a todos los rincones del país.


Comentarios