Escucha esta nota aquí

Pasado el mediodía de este martes, la Gobernación de Santa Cruz realizó el envió de un cargamento de 40 toneladas de forraje para la zona ganadera de Vallegrande y Pucará. Además de 50 toneladas de alimentos para 2.000 familias  afectadas por la sequía.

 

Enrique Bruno, secretario de Defensa Ciudadana de la Gobernación, dijo que este nuevo cargamento es parte de la ayuda programada para los damnificados de la sequía registrada en los valles cruceños, que aún no se han recuperado.

 

En Vallegrande y Pucará las precipitaciones no fueron suficientes, entonces se ha registrado una situación de inseguridad alimentaria en los pequeños productores de la zona”, indicó Bruno.

 

 

Comentarios