Escucha esta nota aquí

El departamento de Santa Cruz libra una batalla contra 23 incendios forestales activos que hay en diferentes regiones, según el reporte de la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, quien expuso que entre ellos hay uno transfronterizo en la localidad de Puerto Quijarro (el fuego ingresó desde territorio brasileño). La buena noticia es que la lluvia frenó el avance del fuego en la zona de Copaibo, ubicada en el municipio de Concepción.

También se reportan incendios en Postrervalle y en San Rafael, al igual que en Samaipata, Puerto Suárez, Vallegrande, Moro Moro y otro que se reactivó en Camiri, según Asin.

Por otro lado, el Ministerio de Medio Ambiente informó que en el departamento cruceño hay 1.787 focos de calor, es decir, Santa Cruz concentra el 62% de los focos activos al 29 de septiembre. Las regiones más afectadas son San Matías y San Ignacio de Velasco.

En contraste, se controlaron cuatro incendios en las últimas horas, entre ellos el de Lagunillas, otro en El Puente y otros dos en Cabezas. Según la Gobernación, son 13 los municipios más afectados por los incendios forestales hasta este momento.

"Se está enviando más bomberos voluntarios y se siguen atendiendo todas las emergencias en el departamento", aseguró Asin, a tiempo de indicar que se está dando apoyo con alimentos a las zonas afectadas, en especial a Postrervalle, donde dos viviendas fueron destruidas por el fuego y se tuvo que evacuar a la población.

En cuanto a la lluvia caída ayer en algunos municipios cruceños, la estación El Porvenir de la Gobernación informó que  el índice de lluvia alcanzó a 71 milímetros acumulados. 

También llovió en la zona norte de la provincia Velasco y en Concepción, lo que permitió aplacar el fuego en la reserva de Copaibo. No obstante, por protocolo se debe hacer un rastrillaje en la zona para liquidar el incendio que prácticamente llevaba 15 días activo, según Luis Alberto Alpire, vocero del Comité de Crisis de la Gobernación.