Escucha esta nota aquí

La lluvia que se produjo en la zona de Copaibo, en el municipio de Concepción, contribuyó para disminuir la intensidad del fuego rastrero y facilitar la tarea de los bomberos en el control de las llamas. A primeras horas de esta mañana se registró otra precipitación que alienta la labor de los bomberos.

Mediante un video compartido por los bomberos voluntarios de Quebracho se observa la lluvia persistente caída en la zona. Diego Suárez, comandante y responsable del trabajo en la zona, dijo que la precipitación de anoche fue más bien leve, pero suficiente para humedecer el lugar y contener las llamas.

"Estuvimos trabajando hasta la 1:00 de la madrugada, antes de salir de la zona y volver al campamento estábamos todos muy mojados y con la bajada de temperatura nos estábamos enfriando", comentó Suárez.

Ayer, el reporte de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) indicó que el incendio de Copaibo superaba los 200 puntos de calor al inicio de la semana.

Gracias a las precipitaciones disminuyeron las líneas de fuego que se identificaron. De todos modos, hoy al mediodía se realizará un monitoreo de la zona mediante un vuelo con dron, para identificar posibles focos vivos de fuego. 

Una vez identificados los puntos y con las georreferencias que se obtienen en la observación con el dron se volverá a la zona para continuar las labores de extinción.

Suárez señala que ya llevan 12 días de trabajo continuo. Allí trabajan brigadas de Bomberos Voluntarios Quebracho, Camaradas del Fuego de Concepción y militares de Defensa Civil.