Escucha esta nota aquí


Lorgio Serrate Ribera, histórico referente cívico, compañero de lucha en la gestión de Melchor Pinto Parada, falleció este domingo a los 90 años. Estuvo 40 días internado en un hospital de la seguridad social. 

El pasado 23 de marzo, Serrate fue internado por Covid-19 y pese a su avanzada edad e intubado, luchó contra el virus hasta vencerlo. Sin embargo, las secuelas de esta enfermedad y sus 90 años minaron sus energías y su desgastado organismo se fue debilitando hasta que al promediar el mediodía de este domingo 2 de mayo su corazón dejó de latir. 

Trayectoria

Serrate los últimos años vivía en la capital cruceña. Años antes, desde su natal Concepción se trasladó a Roboré, donde siendo muy joven comenzó en la dirigencia ferroviaria, fue secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD). De allí pasó a la Confederación Ferroviaria en La Paz, a donde le llegó el telegrama donde le informaban que había sido elegido en la Asamblea de la Cruceñidad, como vicepresidente del Comité pro Santa Cruz,  a la cabeza de Melchor Pinto Parada. Fue elegido por unanimidad por su liderazgo para defender los intereses de Santa Cruz. 

Junto a la valerosa juventud cruceña de la época, defendió en las calles el pago de las regalías hidrocarburíferas del 11% retenido durante casi dos décadas por el gobierno de Hernán Siles Suazo, que se oponía a cumplir el mandato de la Ley Busch, del 15 de julio de 1938, que asignaba recursos de regalías a las zonas productoras de hidrocarburos, para que sean destinados al desarrollo integral de los departamentos de Bolivia.

Serrate compartió las luchas cívicas junto a Melchor Pinto Parada. Con él participó en la directiva del Comité pro Santa Cruz entre 1957 y 1959. Apenas tenía 27 años cuando asumió la vicepresidencia del ente cívico y, poco tiempo después, también la presidencia, con la salida al exilio de Pinto Parada.

En esa época en la que la dirigencia cruceña denunció represión política y muchos de los cívicos y líderes vivieron que en exilio. Como testimonio de esos aciagos días, la familia de Serrate conserva copia de alguna de las cartas que se enviaban él y Melchor Pinto que se encontraba exiliado en Perú.

En esa época Serrate incluso tuvo que salir disfrazado hacía la Chiquitania y de allí hacia el Brasil donde permaneció hasta 1971. A su retorno, se mantuvo ligado a las luchas cívicas trabajando con los comités provinciales, quienes el 2019, le dieron lo que fue su último reconocimiento en vida.

Lorgio Serrate a pesar de su debilidad física compartió con los vecinos de su barrio en Conavi los 21 días de paro ocupando algunas rotondas y alentando a los más jóvenes para que sean relevo de las luchas cívicas y regionales.



Foto: Lorgio participó del paro de los 21 días

 Lea también


Comentarios