Escucha esta nota aquí

El presidente del Tribunal Electoral Departamental (TED) de Santa Cruz, Saúl Paniagua, informó que son “41.813 personas inhabilitadas para estas elecciones”, de las cuales 40.654 corresponden a ciudadanos que no votaron en las anteriores elecciones y por eso fueron depurados. 

Según Paniagua, para elaborar este registro se contempló las dos últimas elecciones de ámbito nacional que correspondieron a las elecciones judiciales (2014) y al referéndum (2016).

Aseguró que se ha realizado un trabajo meticuloso para depurar el padrón y contar con una herramienta creíble para las elecciones. Hasta el jueves 10 de septiembre se tendrá catalogada toda la información registrada por el Servicio de Registro Civil (Sereci) y tener un padrón definitivo con el cual se hará el sorteo de jurado electorales, que está previsto para el viernes 18 de septiembre.

Para rehabilitarse y ser tomados en cuenta en el padrón electoral, los ciudadanos deben presentar una causal de justificación que permita su habilitación en el padrón.

“Los rehabilitados (después del 28 de agosto) no votarán en las elecciones de octubre porque el plazo venció hace una semana y recién podrían ejercer su derecho en las elecciones municipales siguientes”, aclaró Paniagua.

Además de los no votantes, existen 1.159 casos de personas inhabilitadas por otros motivos. Junto al registro de inhabilitados, existe otro procedimiento de depuración que se enfoca en la eliminación de los registros correspondientes a personas fallecidas.

Paniagua pide el apoyo de la población para informar y tramitar estas depuraciones mediante la presentación de los certificados de óbito o con un breve formulario que completen los familiares y funciona como declaración jurada.

El Órgano Electoral recordó que los ciudadanos inhabilitados tienen hasta este martes, 8 de septiembre, para solicitar su rehabilitación, enviando su formulario de solicitud al correo: reclamos.2020@oep.org.bo o  acudiendo a las oficinas del Tribunal Electoral Departamental, ubicado en el segundo piso del edificio Guapay, en la calle Sucre, esquina Quijarro.

Hasta el 15 de este mes se presentará el padrón electoral consolidado y depurado.

Nuevos electores

Debido a las postergaciones de la fecha electoral, el Sereci ha realizado diversos periodos de empadronamiento para nuevos electores o para el registro de cambios de domicilio. 

Respecto a las últimas elecciones, 40.910 nuevos electores se han incorporado al padrón, de los cuales 9.500 corresponden al último periodo entre el 10 y el 28 de agosto.

El Sereci realizará un trabajo de revisión y unificación de la información para completar el padrón definitivo que será entregado públicamente el 15 de septiembre. Tres días después se sortearán los jurados electorales.

Paniagua reitera que, “a sugerencia de la OPS y los comités científicos, el sorteo de los jurados electorales solo incluirá personas de 18 a 50 años” quienes tendrían un riesgo menor de padecer el Covid-19 de manera grave.

Observación ante la campaña

Este fin de semana, en el arranque de la campaña electoral con la organización de caravanas vehiculares se evidenció un relajamiento de las medidas de bioseguridad entre los simpatizantes y candidatos

Al respecto, Paniagua dijo que la responsabilidad de cuidar el cumplimiento de estas medidas recae en el Gobierno Municipal, pues las normas nacionales indican que cada municipio debe establecer las medidas de bioseguridad que los ciudadanos deben acatar. "Hay municipios que siguen en cuarentena rígida y otros han valorado la poscuarentena. Las campañas se regirán por las normativas locales", aclara.

Recuerda que Ley del Régimen Electoral establece sanciones  por la utilización de símbolos patrios, la participación de niños o el uso de bienes públicos. Asimismo, la participación de funcionarios públicos en horas laborales supone una falta a la norma que conlleva sanción. 

Conteo de votos sin control ciudadano

Para el día de la votación, el Tribunal Supremo Electoral ha definido un protocolo de bioseguridad con la finalidad de preservar la salud de los electores. Además de la ampliación del horario de elección y la apertura de nuevos colegios, Paniagua considera importante el comportamiento de los ciudadanos para evitar aglomeraciones.

Junto con la Policía y el Ejército se dispondrá un cordón de seguridad de unos 100 metros donde no podrá haber los habituales vendedores de comidas y bebidas. 

Dentro del recinto electoral, los votantes cumplirán un protocolo que incluye la distancia física de un metro y medio, el uso de máscaras y barbijos, así como medidas que eviten el contacto entre personas. Una de ellas se refiere al documento de identidad que, en esta ocasión, servirá con mostrarlo.

Paniagua explica que, debido a las medidas de bioseguridad, en los recintos no podrá haber personas ajenas al proceso electoral. Consultado sobre la posibilidad de replicar el control ciudadano durante el conteo de votos, como en anteriores procesos, rechazó esa posibilidad porque “dentro del recinto electoral no podrá haber personas (observadora o de control ciudadano) sino los jurados electorales, el notario electoral, los representantes de los partidos políticos y el guía electoral; también la Policía y el Ejército con la misión de resguardo”.