Escucha esta nota aquí

Bs 16.500. Eso se necesita cada mes para sostener el lugar. Es lo que sale de los bolsillos y jubilaciones de Urs Büchler, director del Centro de Custodia Afasi, y su esposa Mónica Prado Jarsún, la representante legal.

Juntos mantienen el Centro de Custodia Afasi (Amigos de la Fauna Silvestre), ubicado a más de 40 kilómetros, en el municipio La Bélgica. Desde hace 10 años la fundación cuida animales rescatados a través de su Proyecto CCFS (Centro de Custodia para Fauna Silvestre), legalmente establecido, con ficha ambiental y Plan de Manejo.

“Nuestra fundación recibe también en calidad de custodia temporal animales silvestres salvajes rescatados o decomisados como perezosos, penis, loros o reptiles que han perdido su hábitat natural por diversas razones, como, chaqueo sin control, inundaciones, tala de árboles, etc.”, explican.

En 30 hectáreas un estimado de 225 animales de diferentes especies son atendidos. Urs y Mónica no reciben financiamiento, trabajan con sus propios recursos para la habilitación de hábitats, la alimentación y la atención veterinaria, costeando con sus recursos de jubilación, ya que además no reciben visitas de turistas de tipo alguno.

Con ellos conviven otras personas, haciendo un total de 12 cuidadores que también requieren salarios y alimentos. Ellos ya hicieron llegar su lista de necesidades a las instancias a cargo, entre las que detallan Bs 12.500 mensual para alimentación y Bs 4.000 para gastos de transporte. 

En detalle, el requerimiento de donaciones es de 240 kilos de carne de res y 400 de pollo, además de raciones secas como maíz entero, sorgo, afrecho, semillas de tipos diversos (girasol, etc.), croquetas para perros y felinos. También lácteos (de soya y leche deslactosada); verduras como camote, nabo, zanahoria, brócoli, alfalfa, acelga, apio, perejil, vainita, pepino, pimentón y choclo. Frutas como: plátano, papaya, manzana, uva, piña, durazno, sandía y cítricos, además de un frasco de vitamina C, dos latas de Cerelac, medicamentos y apoyo para el transporte.  

En alguna oportunidad Afasi ha contado con la solidaridad de los agremiados del mercado Nuevo Abasto, pero piden un apoyo más sostenido y entrar en contacto con asociaciones de fruteros y verduleros. Durante la cuarentena, los administradores dicen que solo recibieron un envío de ayuda al principio de la cuarentena, de parte de la instancia nacional.  

A continuación, te invitamos a ver las imágenes de Afasi que fueron captadas por el lente de nuestro fotógrafo Jorge Ibáñez: