Escucha esta nota aquí

A solo tres días después de confirmarse los primeros dos casos de coronavirus en el país, ayer el número de infectados subió a diez y la enfermedad pasó a ser de transmisión local, ya que los siete nuevos contagios ocurrieron dentro del país.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, junto a otros tres ministros, comunicó anoche que el virus subió un escalón en su fase de expansión, al pasar a ser de transmisión local, que es cuando los infectados adquieren el virus dentro del país. Los tres primeros casos que dieron positivo eran importados, es decir, personas que contrajeron el mal fuera del país.

Esta nueva situación obligó al Gobierno a ampliar las medidas de prevención, esta vez en el ámbito laboral. El jueves había dictado siete medidas de contención de la enfermedad, entre ellas la suspensión de las labores educativas y la suspensión de los espectáculos públicos con más de 1.000 personas.

“Son diez casos confirmados en el país y siete casos sospechosos de los cuales estaremos informando sobre los resultados en las próximas horas. Un total de 11 casos han sido descartados, esa situación nos lleva a informar de que Bolivia está en el escenario de transmisión local”, sostuvo el ministro de Salud, durante una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

De los siete nuevos confirmados, seis se registraron en Oruro y uno en Cochabamba, todos contactos de una de las primeras infectadas. La autoridad manifestó también que existen siete casos sospechosos y que 11 casos fueron descartados.

De acuerdo con el reporte dado por la autoridad sanitaria, Santa Cruz se mantiene hasta la fecha con dos casos confirmados; una mujer, de 60 años, que ya recibe atención médica en aislamiento en un hospital; y un joven, de 27 años, que está en su domicilio. Sobre este último caso, las autoridades locales adelantaron que hoy el paciente será sometido a una evaluación para definir si debe ser internado, toda vez que ayer tuvo una complicación respiratoria.

Sobre el estado de salud de los afectados, el ministro de Salud indicó que se encuentran estables, en aislamiento y que reciben la atención necesaria. “Mantenerlos aislados de forma temprana y ponerlos en cuarentena son medidas que permitirán la contención del virus”, recalcó Cruz.

El ministro del área agregó que debido a la evolución de esta enfermedad en otros países ya se tenía previsto que exista un escenario de transmisión local. “Esta información nos convoca a reforzar las medidas de contención”, remarcó la máxima autoridad de Salud, que se dirigió al país junto con otros tres ministros: de la Presidencia, Yerko Núñez, de Comunicación, Isabel Fernández y de Trabajo y Previsión Social, Óscar Mercado.

Aguilar pidió a la población mayor empatía con los afectados, que deben recibir asistencia médica oportuna en los centros hospitalarios. “Es importante aislar a los enfermos y poner en cuarentena a todos los contactos”, dijo Aguilar. “Apelamos al espíritu de solidaridad de la población para apoyar a quien busca atención, que puede ser un padre, una madre o una hija”, reflexionó.

Resolución biministerial

Ante el nuevo panorama de afectados con coronavirus en el país, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo y Previsión Social aprobaron ayer una resolución biministerial para enfatizar en la prevención y contención de los casos en el ámbito laboral.

Mercado explicó que en el documento se detallan al menos cinco medidas, entre las más relevantes está que un empleador debe otorgar permiso excepcional de carácter temporal al personal que se constituya en caso sospechoso o para un caso confirmado, en esta última situación se otorgará baja médica por el tiempo que dure la cuarentena con goce de haberes, solo se necesita presentar el diagnóstico médico.

Mercado remarcó que estos permisos excepcionales no pueden ser susceptible de descuentos u otras medidas de compensación por parte del empleador.

En el resto de la resolución también se establecen otras medidas preventivas como: la obligatoriedad de fijar condiciones especiales para los grupos de riesgo (mujeres embarazadas o personas con otras enfermedades de base) con el fin de reducir la propagación de la enfermedad, entre las que pueden estar: horarios continuos, videoconferencia, videollamadas o modificación de turnos de trabajo.

Además, se establece la obligatoriedad de establecer medidas para la promoción de la salud como ser: dotar de materiales de prevención (por ejemplo, alcohol en gel o barbijos de ser necesarios), promover la higiene, implementar medidas de bioseguridad de acuerdo con la promoción y gestionar mecanismo para la atención pronta de los trabajadores.

Mercado remarcó que los que vean que se vulneran cualquiera de estas disposiciones pueden denunciar su caso en el Ministerio del Trabajo.

Línea gratuita

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, indicó que se habilitó la línea gratuita 800-101104, que funcionará los siete días de la semana y las 24 horas.

Núñez detalló que más de 50 profesionales, entre médicos y sicólogos, atenderán las consultas de la población en general.

“Tenemos que ser solidarios. Queremos más que nunca preservar la salud de todos. Es una forma de acercarnos a la gente y que esté informada”, remarcó el ministro Núñez.

Por su parte, la ministra de Comunicación, Isabel Fernández, afirmó que pueden llamar desde personas que piensan que pueden tener la enfermedad hasta los que tienen dudas sobre medidas de prevención.

Comentarios