Escucha esta nota aquí

En una reunión, realizada la mañana de este miércoles en el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), autoridades departamentales, municipales, del Gobierno nacional, de la Fiscalía, del Colegio Médico, de la Policía y de las Fuerzas Armadas, hicieron una evaluación de los 60 días de la cuarentena y de los 72 días del comienzo de la pandemia en Santa Cruz y concluyeron que la medida ha salvado muchas vidas y seguirá salvando si la ciudadanía cumple las restricciones de quedarse en casa.

En estos dos meses de aislamiento, según los datos computados hasta el martes 19 de mayo, se han acumulado 2.894 casos confirmados y 95 personas fallecidas, números cercanos a las proyecciones estadísticas que el servicio de salud cruceño había presentado al inicio de la epidemia, cuando se planteó 4.000 contagios entrando a junio.

Sin embargo, en la última semana, el incremento de los casos ha sido motivo de preocupación porque la tasa de contagios se ha duplicado cada ocho días.

Por ejemplo, el 3 de mayo, el registro señalaba 904 casos confirmados, 40 fallecidos y 2.162 contactos. El 11 de mayo, ocho días después, las cifras se elevaron a 1.823 confirmados, 60 personas muertas y 4.104 contactos. Hasta el 19 de mayo, pasaron otros ocho días y los números crecieron a 2.982 casos confirmados, 95 fallecidos y 6.201 contactos.

“Agradezco a la población por su compromiso y esfuerzo de quedarse en casa. La cuarentena ha salvado muchas vidas, ha sido y sigue siendo útil. Los datos epidemiológicos nos dicen que el porcentaje es de algo más del 3%, por debajo del promedio nacional y dentro de los parámetros sanitarios aceptables”, manifestó el gobernador Rubén Costas.

Los mayores focos de contagio siguen siendo la capital cruceña y Montero, donde la tasa promedio en dichos municipios es de 458 personas afectadas por cada 100.000 habitantes, es decir cuatro veces por encima de la tasa proyectada. Para Costas, el desafío está en controlar el contagio comunitario.

La cuarentena no aguanta más

En este momento, 27 municipios están calificados en riesgo alto y 29 en riesgo medio en el departamento. Es decir, ninguno en riesgo moderado. En el área metropolitana de Santa Cruz y en Montero, la cuarentena estricta fue alargada hasta el 24 de mayo. Sin embargo, varios sectores han retomado sus actividades industriales, muchos negocios han abierto al público y en las zonas periurbanas la circulación es casi normal.

“Acá en la Villa (Primero de Mayo) los vehículos circulan casi de manera normal. Se ven carrozas, taxis y motorizados particulares. Lo que no he visto es micros”, dijo Federico O.N. un vecino de la zona.

Costas indicó que las actividades industriales y las de construcción han vuelto bajo estricto protocolo de bioseguridad. “Estamos trabajando para adecuar a los sectores productivos del departamento para la nueva realidad. Para consensuar esta medida, estamos sosteniendo reuniones con dirigentes institucionales y esperamos construir un amplio consenso”, dijo el gobernador.

Para mañana se anunció una reunión, a la que han sido convocados todos los actores sociales: Empresas constructoras, transportistas, gremiales y otros, para discutir la forma de reanudar las actividades en la capital cruceña. Varios de estos sectores, por ejemplo, el del transporte urbano, no quieren saber más de inmovilización.

“Seguimos siendo una ciudad de alto riesgo. Invocamos a todos para que volvamos a la normalidad preservando la vida. No dejen de usar barbijos, hay una ley municipal que así lo dispone. El barbijo protege la vida, lavarse las manos y conservar la distancia social”, expresó la alcaldesa interina Angélica Sosa.

También afirmó que el plan de salud de la Alcaldía es el mismo que se viene aplicando desde hace 72 días: Desinfección de mercados y vías públicas, control de la canasta familiar, cierre de mercados, dispersión de mercados móviles para evitar aglomeraciones y habilitación de camas hospitalarias.

Gobierno hará cumplir las restricciones

Wilson Santamaría, viceministro de Seguridad Ciudadana, indicó que el Gobierno seguirá respaldando con la fuerza del orden las medidas de seguridad pública y el cumplimiento de las restricciones establecidas en la cuarentena.

La autoridad dijo entender las preocupaciones y las necesidades económicas de la ciudadanía, pero se debe priorizar la vida. “Exhortamos a la población a cumplir las disposiciones, a salir los días que les corresponde, evitar aglomeraciones, usar barbijo para, entre todos, generar la protección a nuestra población”, aseguró.

Apertura del hospital público en Montero

Una comisión trabaja 'aceleradamente' para la apertura del hospital público de Montero, en el que se ha previsto la habilitación progresiva de 114 camas, que incluyen las 12 que tienen unidades de terapia intensiva.

De igual forma, se prevé la contratación de 220 médicos, enfermeras, auxiliares y técnicos. Ese personal debe ser prioritariamente de Montero y de otras poblaciones del Norte Integrado, a pedido del gobernador Costas.