Escucha esta nota aquí

Mientras que el mundo toma medidas contra la nueva variante Ómicron, en el país, especialmente en Santa Cruz, se siguen realizando fiestas y eventos masivos, en contravención a las restricciones dispuestas por el Comité de Emergencia Departamental (COED), que pone límite a la dinámica social, en busca de aplacar el pico de la cuarta ola que ya está encima, como muestran los últimos reportes epidemiológicos del Sedes.

Este fin de semana, tres encuentros futbolísticos concentraron aproximadamente a 50.000 personas, violando la norma que exige que los espacios al aire libre solo deben ocupar un 50%, siempre y cuando se utilicen medidas de bioseguridad.

El secretario de Desarrollo Humano y de Salud de la Gobernación, Fernando Pacheco, dijo que tiene información de que en el partido entre Blooming y Real Potosí, que se jugó la noche del sábado en el estadio Tahuichi Aguilera, se pusieron a la venta 23.200 entradas, pero que hubo una promoción para la entrada gratuita de mujeres y niños menores de 13 años, por lo que el estadio, con capacidad para 35.000 personas, estaba repleto.

Asimismo, estimó que el partido entre Real Santa Cruz y The Strongest, que se disputó este domingo en el Estadio de Real Santa Cruz, concentró a unas 10.000 personas; mientras que en el encuentro entre Guabirá e Independiente, realizado en el estadio de Montero, se vendieron 2.948 entradas, pero se calcula que había unas 5.000 personas. En este último encuentro se cumplió con el aforo porque el estadio tiene una capacidad para 10.500 personas, pero había bastante gente sin barbijo.

El gerente general del club deportivo Guabirá, Robert Limpias, aseguró que la asistencia al estadio no fue abarrotada, ya que solo se recibió un aforo de aproximadamente 40%.

Se vendieron 2.900 entradas, sin tomar en cuenta a los socios, pero además de ellos y de los periodistas, y de jugadores que tienen entradas de cortesía y de empresas, han ingresado aproximadamente más de 800 personas adicionales”, señaló Limpias.

Aseguró que tienen un protocolo que les exige con el cumplimiento del uso de los barbijos y el distanciamiento social, por lo que considera que no se llegó ni al 50%, ya que la capacidad del estadio del norte es de 10.500 personas.

En los partidos entre Blooming y Real Potosí, y Real Santa Cruz con The Strongest, las graderías lucieron abarrotadas de hinchas, a pesar de contar con la autorización limitada de 50% del aforo.

El secretario de Desarrollo Humano y de Salud de la Gobernación de Santa Cruz indicó que pedirá un informe pormenorizado respecto al estadio Tahuichi.

El informe será requerido al Servicio Departamental de Deportes, a fin de determinar responsabilidades en la organización del espectáculo, y también al Club Blooming.

“Estamos enviando una carta al club Blooming para que nos pueda dar a conocer la cantidad de entradas vendidas, la promoción que se hizo y el control para el ingreso de las personas al estadio”, dijo Pacheco.

“También pediremos al Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) que nos haga conocer el aforo autorizado para un evento deportivo que claramente se ha visto que rebasó lo que estaba contemplado, de acuerdo al último COEM”, agregó Pacheco.

Por su parte, el secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, explicó que el Gobierno Municipal cruceño no descarta un proceso contra los clubes Blooming y Real Santa Cruz, por permitir el ingreso de más personas de las permitidas a los estadios, para los encuentros futbolísticos ocurridos el fin de semana.

Vargas criticó a la organización de los eventos deportivos en la ciudad, que aglomeraron a numerosos aficionados a pesar de las normas dispuestas sobre el aforo reducido del recinto.

“No cumplieron con el protocolo. Hemos pedido un informe al área jurídica para que disponga un proceso, en caso de que proceda, por daño a la salud pública”, señaló Vargas, y agregó que la misma acción jurídica se podría ampliar a “los lugares de fiestas”.

La autoridad municipal aseguró que, como Secretaría de Salud, incluso se acudió a los clubes para que la dirigencia elabore y entregue un protocolo, pero pese a eso incumplieron.

“No es posible que fuera de lo que estamos autorizando y la gente, al saber que estamos en una alzada de la ola, siga haciendo las fiestas sin cumplir las medidas y acudiendo a los eventos deportivos”, cuestionó.

Pacheco llamó a las diferentes instituciones a coordinar para que no se transgredan las restricciones establecidas, a fin de evitar la propagación del coronavirus.

“Todos estamos apuntando a que tengamos un 2022 sin restricciones, pero para eso se necesita la responsabilidad que nace desde el seno familiar”, declaró.

Sobre las solicitudes al COEM, el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra informó que, desde el pasado lunes hasta ayer, hubo 88 solicitudes entregadas para actos de graduación y 35 sin entregar (no recogidas); 21 pedidos entregados para cumpleaños y juntes familiares, cuatro sin recoger;
25 requerimientos para matrimonio
, tres sin entregar; y, por último, 21 pedidos de autorización para eventos culturales y deportivos, nueve sin entregar.

En busca de la variante

Desde el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), su directora Evelín Fortún informó que hasta el 10 de cada mes se espera la llegada de las muestras de los nueve departamentos para hacer la secuenciación que permita detectar la nueva variante, en este caso la Ómicron, y que, a partir de la recepción de todas esas muestras, el procedimiento toma entre dos y dos semanas y media.

“Ahora estamos esperando que nos pase el Cenetrop de Chuquisaca, Cochabamba, Tarija y Santa Cruz. Aguardamos hasta hoy que nos lleguen las muestras, puesto que hay ciertas demoras con algunos vuelos, tenemos entendido, entonces todas nos llegan por courier y una vez que tengamos todas las muestras empezamos el proceso de selección para la secuenciación del SARS-CoV-2, y entregar un informe mensual para que la población esté informada”, indicó.

Según Fortún, los laboratorios de referencia departamental ya conocen los criterios de tamizaje y selección. Sobre si hay o no razones para preocuparse, dijo que del SARS-CoV-2 y de cualquier otro virus siempre se espera la capacidad de mutación que da lugar a las nuevas variantes, pero que gracias al proceso de vacunación se tiene cierto grado de protección, para resolver de manera más fácil la enfermedad.

Fortún dijo que la persona que ha cumplido su esquema de vacunación (dos dosis) ya tiene la capacidad de generar anticuerpos para contrarrestar al coronavirus, y que en el caso de las personas que ya han pasado las ocho semanas posteriores a la segunda dosis, pueden acceder a la tercera vacuna, “que es fundamental para reforzar la concentración de anticuerpos y más que todo estar mejor preparados ante un contagio”.

Cerca del pico

Roberto Vargas refirió un incremento de casos en la última semana y advirtió que “estamos llegando al pico máximo en las próximas semanas”. Durante la pasada semana epidemiológica se realizaron 21.735 pruebas, de las cuales 4.283 fueron nuevos casos. “El índice de positividad es del 20%”, reseñó.

Los distritos municipales más afectados, según un reporte epidemiológico de la Alcaldía, son el 8 (Plan Tres Mil), 5 (zona norte) y 6 (Pampa de la Isla).

El secretario de Salud lamentó el “cero compromisos” de la ciudadanía para combatir el coronavirus y manifestó preocupación ante la cantidad de eventos donde se observan aglomeraciones. “La gente está fuera de la norma, lo que provoca “situaciones caóticas en algunas circunstancias”, cuestionó.

Ómicron en el mundo

Argentina es uno de los países que dispuso el endurecimiento de las medidas. Por disposición del Gobierno, desde el 1 de enero rige el pase sanitario para los mayores de 13 años, que deberán acreditar su vacunación completa contra el nuevo coronavirus al asistir a locales bailables, discotecas, salones de bailes y para viajes grupales.

Desde ayer, en Reino Unido rige el teletrabajo para todo aquel que pueda hacerlo, además se impuso la presentación de un pasaporte de vacunación para acceder a clubes nocturnos o espectáculos masivos. En ese país ya crece la alerta tras la confirmación de la primera muerte por esta variante en el mundo, que tiene una velocidad de transmisión mayor a la de la variante Delta.

En Brasil, el regulador sanitario Anvisa empezó ayer a exigir el carné de vacunación contra el covid-19 a quienes desean ingresar al país, en cumplimiento de una orden judicial que contraría la voluntad del gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Ante la detección de casos de Ómicron, el organismo recomendó al Gobierno brasileño pedir el carné de vacunación contra el coronavirus.

Comentarios