Escucha esta nota aquí

Sin salida. A pesar del cuarto intermedio, que se hizo hoy entre las 11:30 y 16:00, los gremiales no liberarán el paso a los vehículos en la carretera que une a Santa Cruz con el occidente del país. Ese, al menos, es el más reciente anuncio que manifestaron los comerciantes de Yapacaní.

El bloqueo se inició el lunes en el puente de Yapacaní. Se sabe que ha habido varios momentos en los que los manifestantes dejaron pasar a los motorizados, pero no pretenden aflojar la medida. Al respecto, el teniente coronel Franklin Villazón dijo que el Comando Policial de Ichilo se dio a la tarea de resguardar a los conductores y a los peatones. “Estamos a la espera que lleguen a un buen acuerdo en La Paz para que toda vuelva a la normalidad, dijo la autoridad. 

Él se refería a la reunión que debía realizarse en la sede de Gobierno, pero que en cuatro ocasiones ha sufrido cambios en el horario establecido. Se sabe que la comitiva de gremiales se reunirán con los representantes de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) para llegar a un acuerdo para la construcción del Mercado Municipal Patujú.

La obra de dicho centro de abastecimiento está varada desde mayo y el Gobierno aún no la ha reactivado. Se trata de una inversión incluida en el plan de Bolivia Cambia, Evo Cumple, de la gestión de Morales, pero que también fue perjudicada por la pandemia del coronavirus. Esta beneficiaría a unas 700 personas de la Federación de Gremialistas de Yapacaní.