Escucha esta nota aquí

Las aguas se calmaron luego de que la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), dependiente del Ministerio de Salud, empezara a cancelar algunos de los salarios adeudados a los médicos que fueron contratados por esa instancia nacional.

Sin embargo, los pagos continúan retrasados, ya que en algunos de los hospitales de tercer nivel solo se abonó a una parte del personal de salud, mientras que otros no recibieron un solo salario, en algunos casos por problemas burocráticos, como errores en los contratos o en los informes.

Nuevamente, los ánimos de los médicos y enfermeras se están encendiendo, y ya hay la posibilidad de paro o de otras medidas de protesta para este viernes 2 de julio, según anunció Edil Toledo, director de Gestión Hospitalaria de la Gobernación.

“Ellos han manifestado que el viernes posiblemente salgan a las calles a reclamar su derecho, y por tanto nosotros también seguimos preocupados, tratando de solucionar estos problemas”, dijo Toledo.

Instó al Ministerio de Salud, a través de la Aisem, que siga haciendo sus buenos oficios, pero que los haga de verdad, “de forma seria, responsable, y que los límites que han dicho los cumplan”.

Toledo cuestionó que los colegas siguen esperanzados porque semana a semana les están “mintiendo”.

Una de las mayores inquietudes es que el 9 de mayo concluyeron los contratos. Toledo le recordó al ministro de Salud que por los medios de comunicación dio su palabra de que estos contratos continúan a partir del 10 de mayo.

“Estamos por acabar el mes y no hemos tenido nada sobre la renovación”, dijo.

En el Japonés, de acuerdo a datos de la Gobernación, son 139 los profesionales que dependen de la Aisem. Según Richy Anderson Hurtado, responsable de los domos de terapia intensiva (UTI) Covid-19, les comprometieron el pago para hoy, y la firma de los contratos para este viernes 2 de julio.

“No les creemos, pero solo nos queda esperar que lleguen. Dijeron que primero nos llegarían 114 contratos y luego los restantes”, explicó.

De acuerdo a Anderson, hay 20 personas que no han recibido un solo pago, el dato fue confirmado por Toledo. “De los 111 contratados para el San Juan de Dios deben a 13 personas; del Japonés, que son 139, a 20; en el Hospital de Niños, de los 46, son 26 a los que no se ha cancelado; y en el Oncológico faltan 12 por cancelar”, detalló el encargado departamental de Gestión Hospitalaria.

Andrés Martínez, responsable de la Unidad de Terapia Intensiva Covid-19 del Hospital San Juan de Dios, informó que ya se pagó a casi todos, que aún falta cancelar a una docena de profesionales y trabajadores en salud, pero que en este momento la mayor preocupación tiene que ver con la renovación de los contratos, sobre los que hoy existe incertidumbre.

Martínez dijo que, igual que el Hospital Japonés, exigieron a Aisem que hasta ayer se resolvieran los constantes problemas en cuanto al pago y a las recontrataciones, sin embargo, hasta anoche no había humo blanco.

En el Oncológico, el director Nelson Béjar dijo que ayer se cancelaron dos meses y queda uno pendiente, “el compromiso es pagarlo la siguiente semana”.

En el caso del Hospital Óscar Urenda, de Montero, los contratos culminan este 4 de julio. El director de la UTI Covid-19, Erick Arnez, explicó que aún no recibieron confirmación de renovación. “Según recursos humanos, están reuniéndose para ver el presupuesto”, indicó.



Comentarios