Escucha esta nota aquí

En una reunión del Consejo Departamental de Salud (Codesa), representantes de los médicos dispusieron un paro departamental movilizado de 72 horas a llevarse cabo desde el martes 13 de agosto en protesta por la falta de respuesta por parte de la ministra de Salud, Gabriela Montaño, a las exigencias del sector.

La medida asumida por los trabajadores y profesionales en salud de Santa Cruz fue comunicada ayer al Consejo Nacional de Salud (Conasa), institución que, a su vez, determinó aplicar la huelga a escala nacional y solo les faltaba definir si la iban a llevar a cabo por 72 horas o de forma indefinida, manifestó Erwin Viruez, presidente del Colegio Médico de Bolivia.

“El paro es un hecho a partir de la próxima semana, solo resta definir si será por 72 horas o indefinido. Hay algunas discrepancias entre las instituciones en cuanto a la duración. Por ejemplo, Santa Cruz propuso 72 horas y La Paz va por el indefinido”, indicó Viruez.

Las exigencias al ministerio crecen. Hasta hace poco, el sector demandaba equipamiento y recursos humanos para el SUS, selección del personal e inclusión de los trabajadores a la Ley General del Trabajo; ahora piden la implementación de la ley del cáncer, la abrogación de la Ley 1189 y el pago de la deuda millonaria a los hospitales de tercer nivel de Santa Cruz.

Tags

Comentarios