Escucha esta nota aquí

Por: Eduardo Ruilowa

Al comienzo de la pandemia, los niños y adolescentes no parecían ser un grupo de riesgo directo del Covid-19, pero la evolución del virus, las nuevas variantes y la explosión de casos en esta cuarta ola están afectando cada vez más a los niños en el país, situación que pone en alerta a los profesionales en salud.

El médico y exsecretario de Salud de la Gobernación, Joaquín Monasterio, en entrevista con 'Influyentes' por EL DEBER Radio, afirmó que los niños son un grupo vulnerable al contagio debido a que tienen una menor capacidad inmunitaria y tienen menos defensas, además de que están más expuestos al contagio que los adultos. La solución más sabia para protegerlos sería la vacunación.

“Por eso la vacunación a partir de los seis años es importante, porque les podemos agregar una capacidad inmunitaria que les va a permitir no complicarse con la enfermedad y no tener situaciones de gravedad”, dijo Monasterio.

Recalca que la vacuna es el “arma fundamental” que tenemos para bajar las cifras de contagios tan alarmantes que se presentan todos los días y que preocupan a la población porque esta vez los niños también están siendo afectados.

“Esta variante, si bien es de rápido contagio, es de menor gravedad y lleva menos a la letalidad; entonces los niños deben ser vacunados como lo son en todas las enfermedades que afectan a la niñez y que ha permitido que se hubieran controlado más de 23 enfermedades para niños por la vacunación que se ejerce hace muchos años en todo el mundo”, señaló.

La exautoridad considera que la nueva variante Ómicron está poniendo a prueba la capacidad de respuesta del sistema de salud en el departamento y en el país. Los médicos están siendo diezmados por los contagios masivos, lo que deriva en cierre de servicios en los centros de salud y las autoridades no dan soluciones.

“Ómicron nos está tomando examen al sistema de salud y lo está aplazando porque no tiene las condiciones de responder a esta variante, también está tomando examen al sistema de vacunación y también está fallando porque sabemos que tenemos vacunas, pero no se está vacunando por lo menos para llegar al 70% de la población que necesitamos para llegar a una inmunidad de rebaño”, afirmó.

Expresó su preocupación por los grupos antivacunas que van creciendo cada vez más en el país y que rechazan los decretos de la exigencia del carnet de vacunación.

“La exigencia del carnet anticovid es una medida que se hace en todo el mundo y eso sería una especie de estímulo para que la gente acceda a la vacunación y poder llegar a la inmunidad de rebaño, pero desgraciadamente algunas personas lo rechazan por cuestiones culturales, religiosas o por falta de educación y este problema es un factor más para evitar que la pandemia sea controlada en el menor tiempo posible”, agregó.

Por último, enfatizó en que el Estado es el encargado de regular y manejar estos problemas y tiene que actuar de acuerdo al fin principal que es la salud pública y la vida de la gente, ya que, en su criterio, no están cumpliendo con su trabajo de controlar la situación de manera responsable.

Comentarios