Escucha esta nota aquí

Ante la tardanza de la Alcaldía para proporcionarles un lugar en el espacio público donde vender, los comerciantes ambulantes llamados ‘nocheros’ salieron ayer a expender sus productos en el camellón de la avenida Omar Chávez, enfrente de la Gobernación.

Desde hace dos meses los comerciantes no pueden asentarse en la avenida Grigotá donde permanecieron durante dos años, provocando el celo de los mercaderes de La Ramada que se unieron a los gendarmes para despejar el camellón.

El secretario de Centros de Abastecimiento y Servicios, Fernando Antelo, aseguró que estos mercaderes no tienen autorización para asentarse en el lugar, presumiendo que lo hicieron aprovechando que los gendarmes se hallaban haciendo otros operativos con motivo de la festividad de San Juan.

“No existe ninguna otra negociación, pues sigue en pie la oferta de que se asienten en los mercados Los Tusequis, Villa Ortuño, El Trillo y Noel Kempff”, dijo Antelo.

Pedro Mamani, uno de los dirigentes de los nocheros indicó que si vendieron anoche fue aprovechando el feriado, pero hoy seguirán en la lucha para lograr que la comuna les dé una solución, y de no conseguir nada no descartan movilizaciones.

En mayo la Alcaldía les había autorizado asentarse en las calles Antonio Suárez, en la zona de El Pari, y en la calle Cañada, por el estadio Tahuichi Aguilera, pero los vecinos se opusieron en ambos lugares.

Por otra parte, desde la anterior semana personal de la Secretaría de Centros de Abastecimiento y Servicios inició el control de los vendedores ‘mañaneros’, asentados en el camellón del cuarto anillo, entre las avenidas Brasil y Cumabi, para que no se queden más del plazo previsto que es hasta las 9:00, pues estaban alargando su presencia hasta las 11:00.