Escucha esta nota aquí

Los periodistas de Santa Cruz marcharon ayer en contra de la impunidad y para exigir celeridad en las investigaciones por el secuestro y tortura, a la que fueron sometidos el pasado jueves un grupo de trabajadores de la prensa y policías cuando se disponían a verificar la ocupación ilegal de la propiedad Las Londras, en la provincia Guarayos.

Al grito de “No fue susto, fue secuestro”, los marchistas se dirigieron desde la Catedral hasta la Fiscalía mientras mostraban sus pancartas de denuncia por la lentitud en el actuar de la justicia para identificar y atrapar a las personas encapuchadas y armadas que sometieron a los miembros de la comitiva.

El presidente de la Asociación de Periodistas de Santa Cruz, Roberto Méndez, señaló que “existe impunidad”. Tras una semana de los hechos “todavía no hay detenidos, ningún procesado”, expresó.

Un grupo de indígenas de las tierras bajas también se sumó a la marcha, para expresar su apoyo a los periodistas. Abdón Justiniano, dirigente del sector, pidió unir esfuerzos para defender la democracia “que está en peligro”.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, se reunió con representantes de los trabajadores y con el directivo de la ANP, Pedro Rivero, y se comprometió a agilizar la investigación.

Comentarios