Escucha esta nota aquí

Mientras avanzan hacia Santa Cruz de la Sierra, la columna de la marcha de pueblos indígenas del Oriente, la Amazonia y el Chaco boliviano va sumando pedidos y reivindicaciones a su pliego petitorio. Partieron a finales de agosto de la ciudad de Trinidad, pidiendo que se respete la tierra y que el INRA detenga la dotación a los sectores afines al MAS. Luego se planteó la conformación de un Parlamento Indígena que tuvo su primera sesión este miércoles, después propusieron que los indígenas cuenten con su propia bancada sin necesidad de depender de un partido o agrupación política y, finalmente, analizan contar con un centro que emita carnet de identidad que muestre a qué nación, de las que existen en tierras bajas, pertenece el originario.

El dirigente indígena Adolfo Chávez explicó que con este centro de identificación personal se estaría dando un paso importante en la descolonización de la que se habla desde el Gobierno. Mencionó como ejemplo lo que ocurre con la justicia ordinaria y comunitaria, donde uno de los errores en los que incurren los pueblos indígenas es que acuden a la Policía para sentar la denuncia de un hecho que ocurre en sus comunidades.

“Cuando el conflicto es entre indígenas se va a la policía, se sienta la denuncia y llega la mano del fiscal asignado al caso y notifica a nuestro hermano. Luego de eso, el policía, el fiscal y el juez actúan como si estuvieran ante unos ciudadanos comunes”, explicó Chávez. Resaltó que por esto es importante que la Cidob y la Coica puedan contar con este centro independiente, además de las otras propuestas. Dijo que todos estos derechos han sido explicados en la primera sesión del Parlamento Indígena y serán ampliados durante la caminata.

Adelantó que uno de los temas que se estaría hablando en las próximas reuniones que sostengan durante el trayecto que realice la columna de marchistas hasta Santa Cruz de la Sierra, tiene relación con la justicia indígena.

El recorrido

El cacique y vocero de la movilización, Abdón Justiniano, informó que debido a la llovizna que cayó ayer desde muy temprano en el municipio de Ascensión de Guarayos, se demoró la salida que estaba prevista para las 9:00, pero finalmente se la realizó a las 13:00.

La marcha ya cuenta con unos 200 miembros, entre los cuales hay personas de la tercera edad y niños, por lo que fue imprescindible cuidar su salud ante las inclemencias del tiempo.

“Como no tenemos mantas suficientes para cubrirlos y protegerlo del frío y de la lluvia, tuvimos que esperar a que mejore el clima para salir”, explicó el dirigente.

Volvió a resaltar, ante los pedidos del Gobierno nacional en conocer su pliego petitorio en días pasados, que sus demandas aún no serán dadas a conocer y si se quiere llegar a un acuerdo, se lo tendrá que hacer en Santa Cruz, cuando la marcha llegue ahí.

“El Gobierno tiene una clara intención de que la marcha no llegue hasta Santa Cruz y en lo posible solucionar en la ruta, para que ellos digan que han solucionado la demanda de los hermanos indígenas, pero nuestro objetivo claro es llegar a Santa Cruz de la Sierra”, señaló.

La columna se encuentra en un predio privado llamado Zapocó, a 17 kilómetros de Ascensión de Guarayos, y continuarán su recorrido hoy hasta la comunidad Momene.

Comentarios