Escucha esta nota aquí

En medio de acaloradas discusiones, los trabajadores de salud de Santa Cruz decidieron ayer suspender el paro indefinido y reconocer el acuerdo firmado el miércoles, en La Paz, entre los dirigentes de su confederación y el Ministerio de Salud; sin embargo, algunos dirigentes determinaron mantener la medida, es más, instalaron un piquete de huelga de hambre en las instalaciones del hospital San Juan de Dios.

La asamblea tuvo lugar ayer  en instalaciones del San Juan de Dios, donde algunos dirigentes, como de las redes de salud y del hospital de niños Mario Ortiz, indicaron que el paro debía suspenderse para no seguir perjudicando a los pacientes. Asimismo, plantearon que se haga seguimiento al acuerdo firmado con el Gobierno, para que, en caso de incumplimiento, se retome la medida de presión. 

No obstante, otros dirigentes como Cleotilde López, del San Juan de Dios, y Andrés Panoso, de la maternidad Percy Boland, rechazaron dicho acuerdo porque en el documento no se especificó que el sueldo de enero debe ser pagado sin descuento. 

Tras acaloradas discusiones, el máximo dirigente del sector, Roberth ‘Pimpo’ Hurtado, dijo que se iba a respetar lo que determine la mayoría. Y la mayoría votó por que se suspenda el paro.

“Hay una decisión tomada y la minoría se somete a lo que manda la mayoría. No estamos contentos con el acuerdo, pero vamos a esperar. Hasta el 2 de febrero deben reponernos los montos descontados, de lo contrario retomaremos el paro y la huelga de hambre”,  expresó el dirigente.

En tal sentido, indicó que la atención en los hospitales se normalizará a partir de hoy. En otros departamentos los trabajadores retomaron sus actividades ayer.

El acuerdo

El miércoles, la ministra de Salud, Ariana Campero, y la dirigencia de la Confederación Sindical de Trabajadores en Salud Pública de Bolivia, suscribieron un acuerdo que puso fin al paro indefinido.

Se acordó trabajar en una fórmula que contemple el prorrateo de los descuentos de acuerdo con la normativa, que además podrá aplicar la compensación o reposición por los días no trabajados.

Asimismo, se determinó que los descuentos serán efectuados de acuerdo con los informes que se emitan desde una comisión conformada por el Comité Ejecutivo Nacional y el Ministerio de Salud. Dicha comisión debe realizar su trabajo en un plazo máximo de 10 días hábiles.

El cuarto punto del acuerdo señala que los servicios deben restablecerse con total normalidad  en todo el país y que se deben levantar las medidas de presión.

Los trabajadores de salud iniciaron el paro indefinido en diciembre de 2017, pidiendo la anulación del Código del Sistema Penal. Pese a que el Gobierno anuló dicho código, el sector mantuvo la medida porque el sueldo de diciembre les llegó con tres días de descuento.  

Comentarios