Escucha esta nota aquí

Corresponsal en San Javier/ Magno Cornelio

San Javier se alista para la fiesta religiosa San Pedro y San Pablo que se celebrará el 29 y 30 de junio. El estricto control de las medidas de bioseguridad marcarán las danzas tradicionales de los yarituses que se vinculan con la celebración.

Las actividades programadas para la festividad han sido recortadas con relación a otros años, aunque contempla varias actividades. 

Este antiguo ritual, realizado durante siglos por los antepasados piñocas, se expresa mediante danzas y cantos en idioma nativo. Busca agradecer al nupayares o piyo sagrado por los favores recibidos, pues los yarituses lo consideraban una deidad o un ser supremo.

El ritual lleva el nombre de yarituses y en la actualidad aún se conservan los antiguos rasgos muy característicos en los cantos y en gran parte de las vestimentas.

Cabe recordar que con la llegada de los misioneros jesuitas, en el año de 1691, se produjo la fusión de la religión católica con el ritual indígena. A más de tres siglos de ello, el ritual de los yarituses ha recibido el título de “Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia”.

Las autoridades del COEM aprobaron la realización de esta festividad por el significado histórico, cultural y religioso que representa para los javiereños.

El alcalde Daniel Añez manifestó que para esta importante fecha esta confirmada la presencia del presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce Catacora, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, y la Ministra de Culturas Descolonización y Despatriarcalización, Sabina Orellana Cruz.


Comentarios