Escucha esta nota aquí

El incendio ocurrido en el condominio Lares del Parque dejó en evidencia el incumplimiento a ciertas normas de seguridad y limitaciones en el cuerpo de Bomberos. Luis Alberto Castro, director de la carrera de Planificación Territorial de la Uagrm, da pautas importantes sobre el tema.

_¿Los edificios en la ciudad están adecuados para responder ante siniestros?

Tenemos el Código de Urbanismo y Obras que contempla estos aspectos. Las normas prevén sistemas contra incendios, tanto activos como pasivos. No quiere decir que no se puede incendiar un edificio, pero deben existir medidas estructurales que por lo menos permitan a los ambientes aguantar el fuego durante una hora, pues es un tiempo prudente para dar la alerta y que llegue la ayuda.

_Si hay normas, ¿entonces dónde radica el problema?
Es que esa es la primera parte, pero falta la más importante, y es que no hay quién haga cumplir estas normas. Falta autoridad, el municipio es el que administra la ciudad y debe preocuparse por hacer respetar las normas.

_¿Cuándo y cómo se debe hacer el control?
Hay que hacerlo en la presentación del proyecto constructivo y también fiscalizar su ejecución. Sin embargo, hay un detalle que se debe incorporar, y es el certificado de habitabilidad. Esto depende de la honestidad de las empresas constructoras para que hagan edificios que brinden seguridad. La alcaldía debe verificar estos sistemas y la calidad de la obra desde los cimientos.

_¿Falta capacidad o medios para efectuar el control?
Ante una posible falta de capacidad para hacer un control, la alcaldía podría delegar a la Sociedad de Ingenieros y al Colegio de Arquitectos la responsabilidad de la administración, para que cada profesional tenga la obligación de responder por la construcción que realiza, pero también que los colegios de profesionales puedan ejercer cierta autoridad hacia sus asociados en el cumplimiento de la norma.

_¿Usted plantea desconcentrar la fiscalización?
Es una alternativa. De esa manera, por ejemplo, no se aceptaría ninguna construcción que no tenga a un profesional como responsable. Y si alguien no quiere colocar un responsable, se deberá exigir una póliza de seguros y la aseguradora será la que contrate a un profesional para fiscalizar la obra antes de otorgar la póliza.

_¿La población necesita capacitación?
Es fundamental capacitarnos desde la escuela. Hay que tener en cuenta la seguridad en el hogar, enseñar a los niños los cuidados que hay que tener y cómo manejar ciertas situaciones. Hay que preparar a los habitantes de edificios de vivienda y oficinas con cursos de capacitación y con simulacros.

_Una falencia notoria son los cuerpos de Bomberos, ¿cómo se puede mejorar?
En todos los países, los bomberos no son policías, son civiles, dependen de los municipios. Los municipios tienen capacidad para fomentar la creación de cuerpos de Bomberos, darles equipamiento. Lamentablemente acá la Policía concentra todo, no digo que sea malo, pero la Policía carece de recursos, hay oficiales preparados, pero no tienen los medios ni los equipos.

_¿Necesitamos más unidades de bomberos?
Lo que facilita apagar un incendio es la prontitud en la asistencia. Acá tenemos una en el Parque Industrial, otra en El Trompillo y una unidad privada que atiende eventualmente. Con una ciudad de más de 2 millones de habitantes, necesitamos una unidad por distrito o por lo menos una cada dos distritos, pero distribuidas estratégicamente para dar auxilio a tiempo