Escucha esta nota aquí

¿Cuál es el análisis que hace a su gestión en estos primeros ocho meses?

Hemos enfrentado algunos desafíos grandes: los incendios y la pandemia, principalmente. Estos días hemos sumado un problema más, las inundaciones; estamos llevando ayuda a las comunidades afectadas. Hemos trabajado en una situación muy marcada de carencia de recursos. Pero estamos saliendo adelante. En el caso de los incendios pudimos combatir el fuego y a la vez crear institucionalidad. Creamos la Unidad de Bomberos Forestales que hay potenciar, porque somos una zona endémica a los incendios. Y en el caso de la pandemia todavía estamos combatiendo la cuarta ola, con un récord muy alto de contagios.

Nosotros encontramos un sistema de salud muy debilitado, solamente teníamos 38 camas de terapia intensiva, las aumentamos a 61. Cubrimos unos 320 ítems faltantes en salud y, lo más importante, masificamos la vacunación. Somos el departamento que más vacunas aplicó, por eso, a pesar de que los contagios se dispararon exponencialmente, el índice de fallecidos es bajo.

¿Qué compromisos asumidos en la campaña se han cumplido hasta el momento?

Al comenzar la gestión informamos que encontramos a la Gobernación con una deuda muy alta y con una caída muy fuerte en los recursos por Regalías e IDH, principalmente. En estos ocho meses hemos cumplido algunos compromisos y otros hemos empezado a cumplirlos. Hemos logrado masificar la vacunación, promulgamos la Ley para las Alianzas Público Privadas, hicimos una muy fuerte inversión en salud y estamos trabajando en el desarrollo de la Santa Cruz 4.0, porque creemos que hay que llevar al modelo cruceño a la economía digital, no podemos quedarnos estáticos solamente con la producción agroindustrial.

Hemos avanzado en la lucha contra la corrupción, retransmitiendo los procesos de licitación, sacando la imagen de las autoridades de las obras. Hemos puesto en marcha un programa piloto de formación en programación y robótica, hemos reducido el tamaño de la burocracia en un 30%, estamos permitiendo la realización de trámites de forma virtual, hemos vuelto a entregar el desayuno escolar, vamos cumpliendo en plan de Gobierno.

¿Qué opina del momento actual que vive Santa Cruz con denuncias de corrupción en las gestiones pasadas de la Alcaldía y la Gobernación, así como en la Uagrm?

A estas alturas no se puede negar que lamentablemente en algunas instituciones de nuestro departamento hubo manejos que no fueron transparentes. Creo que está percepción la tenía la gente desde hace mucho y hoy se está confirmando con los procesos que están en investigación. La corrupción sigue siendo uno de los principales problemas de la sociedad y la política nacional. Y hay que exigir que se combata y que los procesos lleguen a identificar responsabilidades. En líneas generales, nosotros hemos tenido razón al identificar al prorroguismo como uno de los peores males de la política. Los líderes o proyectos que se aferran al poder y no permiten la alternancia terminan envueltos en irregularidades. Se usa el cargo y los recursos públicos para permanecer en el poder. Ahora, es claro que la corrupción debe ser investigada sin revanchismo, con transparencia, aunque con el sistema de justicia que tenemos eso parece imposible.

Hoy vemos que el masismo usa estás investigaciones para intoxicar la política regional, para generalizar y presentarnos a los cruceños como corruptos. El masismo es así, cree que con eso va a tapar el estropicio que hicieron ellos con la política y los recursos nacionales. El MAS no tiene ninguna moral para hablar de lucha contra la corrupción pues es el partido más corrupto de la historia, desde el principio de su gestión empezaron robando y asesinando personas, son decenas de casos y miles de millones desaparecidos.

Hay quienes consideran que esto es una pelea por el poder de Santa Cruz. Pelea de logias por el control de las instituciones. ¿Es así?

No, de ninguna manera. Ese es el enfoque que quiere darle el masismo y sus aliados locales. Se trata de hechos puntuales que seguro se sancionarán. No se trata de un problema general de las instituciones cruceñas ni del sistema político. Santa Cruz es una sociedad abierta, de economía de mercado, las fuerzas políticas y los poderes económicos compiten según las leyes del mercado y por eso nuestra economía es potente y sostenemos al país.

La idea de que hay una disputa y una lucha feroz entre grupos de poder la difunden los masistas y busca restarnos moral en la defensa de las libertades ciudadanas y de la democracia. Ellos quisieran ver a una Santa Cruz débil, y eso no lo verán: somos la locomotora de la economía y somos la locomotora de la democracia. Santa Cruz siempre se parará fuerte para impedir que el gobierno de Arce falte el respeto a la democracia.

¿Pertenece a alguna logia?

Yo pertenezco al sentimiento cruceñista, al compromiso democrático con mi gente y con mi país y con la fe en Dios y en mi pueblo. Esa es la fuerza que me anima y me sostiene. Con esa energía luchamos en los 21 días y sacamos a Evo del poder y seguiremos defendiendo la democracia las veces que sea necesario. Aquí quiero repetir algo que la gente parece que ya se olvidó: los cruceños iniciamos una lucha histórica que contagió a todo el país y defendimos a Bolivia del fraude y sacamos a Evo del poder ilegítimo. Y esa victoria sigue vigente, el aprendiz de dictador está fuera del poder y por lo que dicen las encuestas, mes tras mes, es muy difícil que vuelva a ganar una elección, hasta su propia gente lo rechaza.

Se han planteado críticas en sentido de que esta situación desportilla los liderazgos regionales. ¿Qué opina?

Hay una mediatización muy alta de estos procesos de investigación por lo que pasó en el municipio, principalmente. Pero hay mucho de escándalo, de intoxicación. Dejemos que se sustenten los procesos jurídicamente y al final veremos sobre quién recaen las responsabilidades.

¿Qué le podría responder al vocero Jorge Richter acerca de su exposición sobre el modelo agotado cruceño?

Es un tema menor, anecdótico. El vocero presidencial es un hombre muy hablador, le encanta hablar y muchas veces lo hace sin conocimiento. No creo que él entienda de producción y menos del modelo productivo cruceño. Él habla para caer bien al masismo porque juega un triste rol muy típico de esos periodistas que pasan de decir que el MAS y el masismo eran huestes violentas y hoy se presentan como abanderados de eso que repudiaron. El modelo productivo cruceño es el que le da de comer a Bolivia, producimos el 70% de los alimentos que consume el país, generamos más empleo que todas las empresas públicas, la agroindustria aporta las divisas necesarias para sostener el modelo económico y somos una economía y una sociedad en expansión.

¿Habrá nuevas investigaciones sobre otros posibles casos de corrupción en la gestión de Costas?

Al empezar la gestión dijimos que nosotros no teníamos ningún espíritu de revancha con nadie. Gobernamos mirando el futuro y no el pasado. No tenemos procesos puntuales de investigación contra la gestión anterior, hay procesos administrativos normales y si aparece una irregularidad no se tapa nada, se informa y se procesa como mandan las normas. No hacerlo implicaría responsabilidad administrativa.

Plantea el modelo federal para el país, ¿puede explicar de qué se trata ese modelo?

El federalismo es un sueño del oriente. Nosotros lo que hacemos es renovar esa propuesta como modelo alternativo al centralismo secante del MAS. Hoy el masismo está alejado de la gente, ya no es atractivo para las clases medias y hasta para los sectores pobres urbanos, pero hay que reconocer que aun así es el único modelo de Estado real. Por eso aun cuando comete grandes afrentas a la democracia y prácticamente sigue el camino destructivo de Nicaragua y Venezuela, sigue manteniendo un nicho duro de aceptación. La fuerza del MAS y del masismo nace de la concentración de poder desde el Estado centralista. El MAS no es un partido con fuerza institucional propia, su fuerza la toma del Estado, del gobierno y de los recursos que nos quita a las regiones para hacer obras direccionadas desde el centralismo. En estos 15 años de masismo, las regiones hemos sufrido golpes institucionales, persecuciones y confiscación de recursos.

En las actuales condiciones es muy difícil frenar al autoritarismo masista. Por eso hemos creído conveniente no solo luchar contra el MAS con paros para derogar leyes antidemocráticas, sino también proponiendo un modelo de Estado distinto, más democrático, que respete la fuerza de las regiones y sea capaz de darle un nuevo impulso al desarrollo del país. Queremos avanzar de un Estado Plurinacional a un Estado también Plurirregional. Ahora, no hemos propuesto un modelo cerrado de federalismo, hemos dicho que ese modelo hay que construirlo entre todos. A la larga Bolivia será Federal.

¿Por qué cree que en algunos departamentos se asocia federalismo con separatismo?

Por intereses de los grupos políticos y económicos que lucran con el centralismo, pero es una idea ya desvirtuada. El federalismo puede unificar más al país desde la fuerza y la energía de las regiones. Hay que hacer un gran esfuerzo pedagógico para mostrarle al país las bondades y beneficios del federalismo. Tal como está el Estado, solo vamos a tener más crisis y más concentración de poder, arma que usa el masismo para deteriorar la democracia y la economía nacional. Por eso hay que discutir nuestro proyecto federal como modelo democrático abierto para impulsar el desarrollo del país desde las regiones.

¿Cómo recibió la propuesta de Evo Morales de nacionalizar las cooperativas cruceñas?

Ya está bueno que gente como este señor, que lo único que hizo en su vida fue politiquería y sembrar violencia, quieran meter las manos en nuestras instituciones. Dejen de atacar a Santa Cruz, más bien copien lo que hacemos bien y replíquenlo en el resto de Bolivia. El sistema cooperativo es un orgullo cruceño, es un reflejo del modelo exitoso, con una economía abierta y competitiva que da, entre otras cosas, da de comer a Bolivia. Santa Cruz aporta el 30% del PIB y recibe migajas.

¿Cómo ve el año 2022 para los cruceño?

Espero que sea un año en el que podamos vencer de una vez a la pandemia y recuperemos nuestra normalidad y volvamos a trabajar en condiciones de seguridad. La pandemia nos golpeó de una manera muy dura, hemos perdido a miles de cruceños y bolivianos, y casi todos hemos postergado nuestros proyectos. Seguiremos fortaleciendo nuestro sistema de salud y la vacunación masiva, una vez que recuperemos la normalidad, los cruceños seguiremos potenciando nuestro modelo regional y nuestra economía. Y en lo político, debemos seguir firmes en la defensa de la democracia, tenemos que avanzar en un proceso de fortalecimiento y coordinación con todos los departamentos para exigir que se haga correctamente el Censo y también se emprenda una revisión al padrón electoral.

Comentarios