Escucha esta nota aquí

El líder de la agrupación Creemos, Luis Fernando Camacho, en el programa Qué Semana de EL DEBER Radio, reveló que aún no definió si será candidato a alcalde o gobernador por Santa Cruz y que asumirá la responsabilidad que le corresponde por haber liderado un movimiento 'muy limpio del pueblo boliviano'.

- Se menciona su nombre como candidato para la Gobernación y para la Alcaldía, ¿Qué ha definido Luis Fernando Camacho?

Estamos escuchando y anotando las necesidades de la gente. En este tiempo nos cortaron la autonomía y hay que recuperarla. Hemos visto, desde que estuvimos en el Comité hasta ahora, una falencia grande, con necesidades en provincias y estamos viendo cómo generar un diseño para las subnacionales, pero no hemos definimos nada todavía porque aceptamos la invitación del Comité para buscar esa unidad posible, con todos los actores políticos, para que no le demos opción al MAS de poder llegar a la Alcaldía o la Gobernación. Esperamos que el desprendimiento de quienes tengan que salir del escenario por una cuestión política, para generar la unidad, se dé en función de los que tengan mayor posibilidad de unidad, tanto en la Alcaldía como en la Gobernación.

- Esta noche vence el plazo para registrar la alianza y aparentemente parece ser que la fuerza de la unidad se diluyó ¿o cuál es el escenario?

La unidad no significa que todos vamos en un solo frente, por eso es que no hay esa mesa de trabajo continua, sino que se vean los mejores candidatos que tengan más opciones y los demás puedan apoyar. Esa es la idea que hay en el Comité. Obviamente hay algunos actores políticos que están haciendo alianzas para presentarlas y presentarse en las subnacionales. Hay como 15 frentes políticos y seguro que no van a ser los 15 que van a estar, van a ver alianzas y en función de los candidatos empezaremos a trabajar en la unidad. 

- La idea de la unidad se la lanzó para las elecciones generales. Sin embargo, esa idea no cuajó y cada quien tomó su rumbo, ¿Qué hace pensar que para estas elecciones departamentales y municipales la idea va a cuajar en algo? 

Como bien dice usted, ninguno de los candidatos estuvo dispuesto a bajarse de la candidatura por varias razones. En primer lugar, había iniciado campaña la presidenta, donde cada uno manejaba sus encuestas y en función de eso decía ser el primero. No hubo un consenso en función de proyectos y justo fue en el mes de abril que tocaba la segunda reunión y llegamos en pandemia y no se puedo llevar a cabo la reunión. Hoy por hoy la idea de la unidad posible en la que se está trabajando, a diferencia de la anterior elección, es más real. Nosotros en Montero hemos logrado el apoyo a nuestro candidato Regis Medina de los distintos frentes políticos y, en Beni, también se está dando la unidad. En muchas otras poblaciones estamos viendo qué candidatos hay y en función de los frentes que lo propongan, si tenemos que ceder, lo vamos a hacer.  

- Usted afirmaba de manera contundente que ganaría en primera vuelta y eso no ocurrió.  ¿Por qué no ocurrió y cuál fue el cálculo que falló?, ¿Hubo un análisis, se hizo autocrítica?

Claro que sí. Nadie puede llegar al final de un proceso sin que el resultado este dentro del optimismo de ganar y nosotros lo dijimos siempre. No vamos a echarle la culpa a un fraude ni llorar sobre la leche derramada. Hubo muchos errores, desde que asume la presidente Jeanine, el discurso del MAS fue meternos a una misma bolsa a todos. Es como decir ellos son más corruptos que nosotros, ellos han llegado a hacer golpe de estado. Dio mucho el discurso acompañado. Hubo una posición de todos los políticos de apoyar silenciosamente al MAS, eso se vio en todos los candidatos directamente y eso ayudó muchísimo en no decir la verdad. Mucha gente preocupada por la realidad de la pandemia y lo que se venía en la economía apostaba al supuesto ‘genio’ en la economía del MAS que va sacar al país de la crisis, cosa que no pasa porque no vemos un plan. Hubo un conjunto de motivos por los cuales el MAS hubiera sacado la votación que obtuvo.

-¿De qué depende que usted defina su candidatura a alcalde o gobernador y cuál es su mirada respecto al candidato a Gobernador del MAS Mario Cronembod?

Lo vamos a definir en función de donde podamos aportar mejor a Santa Cruz que eso es lo que nos interesa y ese es el análisis que estamos haciendo hoy por hoy. Hasta este 10 vamos a anunciar a que vamos a ir. En lo que respecta al señor Mario Cronembold no es una persona seria que digamos en todo su actuar. Lo hemos dicho siempre. Lo hemos visto hace días cuando salió diciendo de que él no quería una persecución y al día siguiente salió diciendo que había. Eso es porque obviamente lo trataron, el creyó hacerlo bien, y la lógica del MAS es la persecución.  Ayer lo he visto que lo proclamaron a Carlos Romero, también he visto que lo han pedido a Reymi Ferreira. No se cómo será. Mario, no es mi amigo, pero lo he visto.

- ¿Usted es golpista? 

No, para nada. Hay una actitud muy cobarde de hacer que una exdiputada, una mujer, vaya a sentar una denuncia cuando quien habla de golpe de estado es Evo Morales, pero no tiene el valor suficiente de ir a presentar una denuncia, de justificarla y, sobre todo, demostrarla. Lo que están buscando es la justificación de porque huyó Evo Morales. Él tenía una frase ‘Patria o Muerte’ no hizo ninguna de las dos. El huyó y lo que está tratando de justificar ahora es que le hicieron un golpe de estado para obligarlo a salir. 

Eso es una falsedad porque hasta los miembros del MAS pidieron su renuncia porque un informe, por una investigación y por un rechazo completo de la ciudadanía a una manipulación y el tema del fraude. Lo que hubo fue un movimiento de fe, de fortaleza y de valor que se irradió desde Santa Cruz y necesitan buscar un culpable para justificar la caída y la salida de Evo Morales cuando en realidad él mismo reconoció que hubo fraude al pronunciarse a favor de un nuevo proceso eleccionario. Eso molestó muchísimo al pueblo que exigió su renuncia. 

No hubo un movimiento de arma, ni un movimiento subversivo, lo que hubo fue un movimiento de gente que estuvo en las calles y que estuvo unida. Fue un mandato de los cabildos exigir la renuncia. Querer mentirle a la población cuando en realidad todo mundo sabe cómo se llevó el movimiento, es querer tapar lo que no se puede esconder.

- El hecho que la Fiscalía hubiera admitido una demanda en su contra, incluido su padre, ¿es algo que le perturba el sueño? 

No, para nada. La agenda del MAS ha vuelto a ser la misma, de la persecución y de amedrentar. La diferencia es que hoy día no vamos a huir, no vamos a inventarnos nada, vamos a asumir la responsabilidad de lo que corresponde y que es haber liderado un movimiento muy limpio del pueblo boliviano. Después de hace muchísimo tiempo no veía un pueblo tan unido en su generalidad por un solo objetivo. Lo que a veces preocupa es que el MAS trata de agarrar a familiares, tienen actitudes cobardes para presionar. No hay una sola prueba que pueda incriminarme de una acción de golpe de Estado. Entonces no me preocupa, lo vamos asumir. Es más, va a ser un recuento hermoso de lo que se vivió porque no hay una sola prueba que pueda llevar a decir que hubo golpe de estado.

- Usted como candidato a Gobernador ¿Qué le propone a Santa Cruz?

Yo creo que hay que proponer ser tajante en la recuperación de nuestra autonomía y trabajar en un camino hacia el federalismo. Creo que ese el trabajo basado en la experiencia de lo que hemos tenido en la pandemia, entre corrupción, en lo que significa concentrar el poder. Hay mucho por hacer por Santa Cruz, desde el lugar que podamos candidatear para seguir construyendo lo que necesita muestro pueblo.

- ¿Cuáles cree usted que son las tareas urgentes que ve en Santa Cruz, en caso de ser alcalde?

Son muchas y seguimos en las mismas peleas.  Cuando hay enfermos no hay condiciones, el tráfico, la basura… Hay muchas cosas por arreglar en Santa Cruz, departamento y ciudad. Todo es urgente y todo es importante.

-¿Cuándo está por acostarse se ve más como alcalde o gobernador de Santa Cruz?

Mire que cuando me acuesto lo que se me viene a la mente es dedicarles más tiempo a mis hijos, es lo que más preocupa. Los vi muy poco. Despertar con esperanza, tranquilo. No me veo ni como gobernador ni como alcalde, simplemente estoy tratando de que podamos, en Santa Cruz, generar esa tranquilidad frente al padrón y obviamente a la unidad.

Comentarios