Escucha esta nota aquí

La madre del niño de 11 años que era ultrajado de forma física y sicológica por su padrastro, un médico, se defenderá en libertad tras recibir medidas sustitutivas, como arraigo y otros, que le otorgó un juez, luego de una  audiencia cautelar este martes.

El proceso que le sigue la Fiscalía es por delito de complicidad en violencia familiar y doméstica. Ella no solo es mamá del niño de 11, sino también de otro bebé de un año.

La fiscal asignada al caso, Tatiana Plata, imputó a la mujer por delito de complicidad después de descubrirse que su hijo sufría malos tratos desde hace tiempo y ella apoyaba a su marido agresor y no a su hijo.

El médico H.B fue detenido en abril pasado después de descubrirse los abusos. Por orden judicial el agresor fue enviado a la cárcel de Palmasola, pero el proceso sigue contra la esposa y madre del menor de edad.

La Fiscalía pidió detención domiciliaria al juez cautelar Roberto Arias por considerar que existen suficientes indicios en contra de la madre de haber incurrido en complicidad durante los ultrajes al niño.

En audiencia el abogado de la madre planteó incidente pidiendo la nulidad de la imputación, por considerar que el proceso contra su cliente es injusto. El juez Roberto Arias, tras escuchar los argumentos de ambas partes, valoró y rechazó el incidente. Sin embargo, dispuso las siguientes medidas cautelares a la mujer: arraigo, presentación ante las autoridades, prohibición de acercarse a las personas que están incluidas en el proceso y tampoco al niño de 11 años.

Por orden de la juez de la niñez y adolescencia, el menor permanece bajo la tutela del tío paterno. Según los informes, el niño ahora se siente tranquilo con su tío a quien aprecia como a un verdadero padre.

Comentarios