Escucha esta nota aquí

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia, a través de su titular, Minerva Guerrero, informó que, a través de sus equipos de turno, atendió este lunes un caso de tentativa de infanticidio en Santa Cruz de la Sierra.

Explico que a un niño de ocho años, su mamá (consumidora de sustancia), en completo estado de ebriedad, le cortó el cuello con un vidrio, por lo que la institución ha formalizado la denuncia. La progenitora se encuentra aprehendida.

El caso se encuentra en la etapa de investigación. El niño, que tiene capacidades especiales (no habla, no ha desarrollado las áreas de lenguaje, motoras), tiene 40 días de baja médica debido a las lesiones provocadas por su madre.  

Según Guerrero, se investiga el entorno social del pequeño. Hoy se presentará la imputación contra la madre agresora, para lo cual se ha logrado que familiares de la línea materna apoyen a esclarecer este caso. 


Comentarios