Escucha esta nota aquí

Consuelo Franco Méndez (71) y Mariana Calderón de Candia (27) recibieron el cariño de sus bisnietas e hijas, respectivamente, en un acto especial por el Día de la Madre realizado en el colegio Ramón Darío Gutiérrez.

Estas mujeres oriundas de Santa Cruz representan tres generaciones del tronco familiar Candia-Franco. Consuelo siempre cumplió el papel de ama de casa y ahora disfruta del cariño de 14 nietos y siete bisnietos descendientes de sus cuatro hijos. Mariana, en cambio, es contadora pública y trabaja en la empresa TMC Bolivia. “Gracias por el cariño que me da”, le dijo María Fernanda a su bisabuela Consuelo, quien cuida a sus bisnietas durante la mañana mientras Mariana ejerce su labor en la firma internacional.

“Los nietos y bisnietos vivimos con la señora Consuelo y su esposo, Juan de Dios Candia, en su casa, en el barrio Cañada El Carmen, donde hoy pensamos festejar el Día de la Madre en familia”, señaló la mujer.

Son gente sencilla que se va a quedar en casa y va a comer en torno a una mesa servida con alimentos hechos por las manos de las mujeres de tres generaciones. 

En el mismo colegio también festejó Silvia Soliz Soria (27), madre de Yésica Maciel Soliz (9). Silvia es considerada por los profesores y los padres de familia una heroína por su lucha tenaz contra un persistente cáncer de seno y por su porfía en sacar adelante a su único retoño.
La joven madre les da pelea a las adversidades desde sus ocho años, según cuenta. Nació en Mairana, donde quedó sola a temprana edad y a los 15 años emigró a la capital cruceña con la idea de prosperar y ahora trabaja en una empresa de transporte. Pese a los reveses siempre esboza una sonrisa.

Un día atareado
Irma Vidal Álvarez (33) no tiene tiempo para festejos, hoy es uno de los días de mayores ventas y no lo puede desperdiciar desde su puesto en el Paseo de las flores, en el Cementerio General. Su esposo le prometió que después van a celebrar. 

Comentarios