Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Educación ha dispuesto que las clases en las unidades educativas se desarrollen con normalidad, a pesar del paro indefinido. Es por ello, que la Federación Departamental de Trabajadores en Educación Urbana de Santa Cruz manifestó que las autoridades deben “entender” la delicada situación que atraviesa el país, por lo que consideran que no se los deben obligarlos a asistir a sus fuentes laborales mientras dure el conflicto.

En este sentido, el sector resolvió rechazar cualquier descuento económico o sanción que pueda derivar de la situación social actual.

Tendrán que comprender esta situación y no obligar a maestros, trabajadores administrativos y de servicio a asistir a sus Unidades Educativas en tanto dure este conflicto, resguardando la integridad física y psicológica de nuestros afiliados”, señala el comunicado.