Escucha esta nota aquí

La marcha de Interculturales y la Federación Única de Campesinos, que partió desde San Ramón, llegó en horas de la tarde de este jueves a la Gobernación de Santa Cruz, para exigir al gobernador Luis Fernando Camacho que atienda su pliego petitorio. 

La marcha partió el 7 de octubre desde San Ramón y cuenta con el apoyo de los sectores afines al Gobierno.  Reclaman las regalías mineras,  carreteras, electrificación, pozos de agua y aspectos vinculados al territorio. 




Marchista de San Ramón llegaron al edificio de la Gobernación al promediar las 14:00 horas/Foto: Ricardo Montero

Desde el Gobierno departamental se informó que recibirán a los marchistas para "atender debidamente las demandas". El secretario Jurídico de la Gobernación, Efraín Suárez, junto al secretario departamental de Economía, Fernando Menacho, acudieron hasta la marcha para entablar un diálogo con ellos.

"Nos han manifestado su intención de coordinar con la Gobernación cuando lleguen a Santa Cruz", explicó Suárez, quien aseguró que hasta el momento solo han conocido las demandas de manera general, pero no de forma específica.

La marcha llegó a la Gobernación al promediar las 14:00. Los interculturales portaban la tricolor boliviana y también la wiphala. Al frente y al final de los movilizados había resguardo policial.

El ejecutivo de la Central Obrera Departamental, Rolando Borda, respaldó las peticiones de los interculturales y advirtió que, si el gobernador no atiende el pliego del sector "estamos dispuestos a organizar una movilización en todo el departamento".

Según Suárez, esta tarde se impondrá "la cultura del diálogo para trabajar el pliego petitorio en mesas técnicas". Pide a los marchistas que mantengan la "cualidad pacífica" que han mostrado durante su marcha.

"Queremos atenderlos para que puedan volver a sus comunidades con un resultado que pueda ser satisfactorio para sus pobladores y para todos ellos", manifestó Suárez sobre la expectativa ante el diálogo propuesto.

No obstante, cuando los marchistas llegaron se encontraron con las puertas cerradas de la Gobernación. Los dirigentes aguardan que alguna autoridad departamental los reciba. 


Marchistas interculturales lanzan petardos al edificio de la Gobernación, mientras aguardan ser atendidos por autoridades/Foto: Ricardo Montero





Comentarios