Escucha esta nota aquí

La marcha indígena retoma su peregrinar por las rutas cruceñas y, cada vez está más cerca de Santa Cruz de la Sierra, ciudad donde la dirigencia hará pública su agenda nacional con las demandas que motoriza la movilización desde el 25 de agosto, cuando partieron desde Trinidad (Beni).

Este lunes, los más de 300 marchistas partieron de Pailón, cruzaron el puente sobre el río Grande y descansarán en La Enconada, a una treintena de kilómetros de la capital. El martes tienen previsto avanzar hasta Cotoca, antes de alistar su ingreso a la capital cruceña.

La comisión técnica ha pulido una demanda que contempla las exigencias de los marchistas. Desde que partieron de Trinidad y según se fueron sumando otros pueblos indígenas de la región, se han integrado otros reclamos para completar la agenda indígena nacional que debatirán con el Gobierno.

Llevan 34 días de marcha y ya se huele Santa Cruz”, manifestó Marcial Fabricano, líder de la marcha, en un contacto con Erbol. El  indígena comandó en la primera Marcha por el Territorio y la Dignidad de 1990, organizada por la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano, cuando tenía 37 años. Ahora, con 68 años, sigue siendo un referente de la marcha.

En Santa Cruz de la Sierra se conformará el Parlamento de Naciones Indígenas, que representará las demandas del sector ante los diversos poderes del Estado.

“La voz de todos los hermanos marchistas es el Parlamento de Naciones Indígenas, ya tiene todo esquematizado, su rol, su competencia, además de sus integrantes por regiones y por pueblos, eso que se entienda clarísimo”, declaró Fabricano en Pailón.

Comentarios