Escucha esta nota aquí


“Nada de lo logrado hubiera sido posible sin los aportes de la sociedad civil organizada cruceña, que gestionó incansablemente ayuda para más de 200 marchistas con alimentación, atención médica y necesidades de todo tipo”, reza un comunicado firmado por Marcial Fabricano, coordinador general del  Parlamento de las Naciones Indígenas de la Amazonía, Oriente y Chaco.

El documento, titulado La marcha por la Tierra, el territorio e identidad regresa a casa, indica que los marchistas que partieron el 25 de agosto desde Trinidad y llegaron tras 37 días a Santa Cruz de la Sierra, retornan a sus comunidades en tierras bajas luego de 99 días en suelo cruceño “con las manos llenas de avances y con esperanza en el futuro”.

En el pronunciamiento, la marcha agradece la solidaridad de la población cruceña y afirma que el apoyo fue más grande que la indiferencia del Gobierno que no atendió sus requerimientos.

“Manifestamos de manera pública nuestro agradecimiento con Dios y los cruceños, cuya solidaridad ha sido tanto o más grande que la indiferencia del Gobierno central que claramente gobierna para los miembros de un partido político y para los indígenas de tierras altas”, dice parte del documento.

En el comunicado también nombran a algunas de las instituciones y colectivos que los apoyaron, entre ellas Fundacruz, Alianza por Bolivia, Conainde y la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, que los albergó tras la llegada a Santa Cruz.

La movilización se inició con el objetivo de determinar la defensa de sus territorios y en contra de los avasallamientos.

Durante el recorrido fue elaborado un pliego petitorio y se conformó el Parlamento de las Naciones Indígenas de la Amazonía, Oriente y Chaco en un inédito acto realizado en el Centro de Artesanías, Ascensión de Guarayos con el propósito de reivindicar su autodeterminación.

Comentarios