Escucha esta nota aquí

En su día 17, la marcha indígena por la defensa de las tierras, que partió de Trinidad, llegó hasta El Puente. Es en la comunidad Yotaú de este municipio cruceño donde acamparon anoche las más de 200 personas, entre ellos niños, mujeres y ancianos, que protagonizan esta caminata. Para este sábado está previsto que se realice la segunda sesión extraordinaria del Parlamento, que fue creado hace dos días.

A tempranas horas del viernes, los originarios partieron de la comunidad Momene y recorrieron aproximadamente 22 kilómetros, según informó Youcy Fabricano Román, miembro del directorio de los cinco pueblos indígenas de tierras bajas que iniciaron la protesta en defensa de sus tierras.

Youcy señaló que algunos marchistas sufrieron calambres en sus piernas, pero fueron ayudados por otros comunarios. Añadió, que la segunda sesión extraordinaria del parlamento indígena fue programada para este fin de semana, en la cual se pretende seguir escribiendo el pliego petitorio final que se leerá cuando culmine la marcha, el 24 de septiembre, en la capital cruceña.

Los indígenas acamparon anoche en un colegio de la comunidad Yotaú.


La vocería oficial del primer parlamento, que se formó el miércoles, recayó en Marcial Fabricano Noe, del pueblo indígena Mojeño, quien explicó que fueron cuatro temas los que se trataron en la primera sesión. El primero es continuar la marcha, que comenzó el 25 de agosto en Trinidad y partió rumbo a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

El segundo punto fue ratificar lo tratado en la Asamblea realizada en San Pablo, el último fin de semana, que exige al Estado ponga atención a los acuerdos firmados en 1990, luego de la primera marcha de indígenas de tierras bajas. Mientras que los últimos dos temas son ratificar la lucha en defensa de la tierra y la dignidad.

Otra columna

Ahora son dos columnas de indígenas que marchan hacia Santa Cruz de la Sierra. Ambas reclaman el respeto a la identidad y el reconocimiento pleno para acceder a la titulación de tierras. La columna principal lleva 17 días caminando, y partió desde Trinidad (Beni). La segunda columna de marchistas lleva cinco días caminando sobre la carretera que une San José de Chiquitos con Pailón, y tiene previsto sumarse a la primera en los próximos días.

La caminata que partió de San José de Chiquitos el lunes enarbola el mismo reclamo que los marchistas de la Central de Pueblos Indígenas de Beni (Cepid). Anoche descansaron en la comunidad de El Tinto para retomar la caminata este sábado por la tarde. 

Unos cincuenta chiquitanos, entre indígenas y campesinos, determinaron unirse a la marcha para reclamar tanto la dotación de tierras fiscales para cultivar como la titulación de los territorios comunarios a nombre de los indígenas.



Comentarios