Escucha esta nota aquí

Un día después de llegar a la capital cruceña, la dirigencia de la X Marcha Indígena confirmó que no han recibido ninguna invitación a reunión de parte del Gobierno central y que también están a la espera de una respuesta de la Gobernación cruceña a sus demandas.

Dentro de las peticiones figuran el pedido de abrogación del Decreto Supremo 3973, firmado por el presidente Evo Morales, que autoriza el desmonte y las quemas controladas de bosques en Santa Cruz y Beni para las actividades agropecuarias.

Al Gobierno Departamental se le pidió mayor equidad en la distribución de los recursos a los pueblos indígenas pues aseguran la nación chiquitana es la menos favorecida.

Solicitan también que los planes de electrificación lleguen a todas las comunidades y que se convoque a la Comisión Agraria Departamental, de manera urgente.

Joaquín Orellana, presidente de la X Marcha Indígena, dijo este jueves que esperan tener soluciones para sus pedidos y que permanecerán en la capital cruceña el tiempo que sea necesario pues no pueden volver a sus comunidades con las manos vacías.

La X marcha partió desde San Ignacio de Velasco hace 31 días -en medio de la emergencia por los incendios en la Chiquitania- y ayer llegó hasta la plaza 24 de Septiembre en medio de aplausos y un cálido recibimiento que le dieron los ciudadanos que estaban en el lugar.