Escucha esta nota aquí

Los marchistas, que ayer por la tarde irrumpieron en Samaipata, con piedras, palos y machetes, se identificaron como la Policía Sindical del Movimiento al Socialismo (MAS). 

En pleno ejercicio de sus funciones, los periodistas Támara Gutiérrez y su hermano Vladimir, fueron atacados por los marchistas. 

"A lo que mi hermana se bajó de la moto y, yo estacionaba, los marchistas la agredieron con una piedra en la pierna. Como pude la levanté; finalmente escapamos en la moto", relató Vladimir, quien agregó que durante la agresión a su hermana, los policías y un fiscal no los auxiliaron. 

Vladimir dijo que los agresores son jóvenes decididos a todo y que están armados con dinamita, hondas, palos, piedras y machetes. Además, algunos están  encapuchados, lucen atuendos negros y se "autodenominan de la Policía Sindical del MAS". 

La concejal, Yanine Miranda, cuya familia tiene un minimercado por la zona del surtidor, denunció que fue agredida. "Ellos arremetieron contra nuestra tienda, quebraron los vidrios de las ventanas y luego agredieron a mis familiares. Traté de defenderlos, pero me atacaron con piedras y salimos heridas al menos tres familiares", contó entre lágrimas.

Ante la situación, la mayoría de los domicilios y negocios fueron cerrados, pese a esas previsiones, no se salvaron del ataque de los agresores.

Por su parte, el Comando de la Policía desplazó un contingente policial al lugar ante el pedido de la población. La institución verdeolivo recibió denuncias de personas agredidas de Samaipata que señalaron al alcalde Flavio López, al oficial Mayor Norberto Borda, a Nora B. como los principales responsables de organizar el ataque.

Por los ataques, los samaipateños entraron en vigilia permanente en defensa del pueblo. Además, piden la destitución del alcalde y sus funcionarios. Dicen que los atacantes están refugiados en la casa del burgomaestre.

El comandante de la Policía, José Enrique Terán, manifestó que se restablecerá el orden para garantizar la paz a todos los pobladores de Samaipata.

El presidente del Comité Cívico de Samaipata, Roddy Paniagua, dijo que un grupo de vivientes del municipio se mantenían en vigilia en la plaza principal del pueblo y que los dirigentes que están en contra de estas movilizaciones, como él, están a buen resguardo, ya que los violentos los amenazaron durante sus acciones delictivas.

"Esas personas son delincuentes, a ellos no les importa nada. No tenemos policías, estamos amedrentados", aseguró Paniagua y dijo que varios vehículos y viviendas particulares, además del hospital, fueron objeto de la ira de los bloqueadores que utilizaron dinamita para actuar. 

Hasta poco antes de la medianoche de este viernes, aún los dirigentes seguían esperando la presencia de los policías, mientras un grupo de la población después de reunirse en la plaza decidió quedarse en el lugar para enfrentarse si los bloqueadores intentaban ingresar nuevamente a su comuna.